La ONU insta a Zimbabue a cesar la represión de las protestas y alerta de un uso "excesivo" de la fuerza

Publicado 18/01/2019 11:40:24CET
REUTERS / PHILIMON BULAWAYO

MADRID, 18 Ene. (EUROPA PRESS) -

El Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos se ha mostrado "profundamente preocupado" por el aumento de las tensiones en Zimbabue y ha instado al Gobierno de Emmerson Mnangagwa a cesar la represión de las protestas, en las que las autoridades habrían recurrido a una "fuerza excesiva".

La subida del precio del combustible por parte del Ejecutivo zimbabuense ha sacado a la calle desde principios de semana a miles de personas y desencadenado una ola de disturbios que, según el balance oficial, ha dejado ya tres muertos. Las ONG, sin embargo, temen que la cifra real sea mucho mayor.

"Instamos al Gobierno a encontrar fórmulas para hablar con la población de sus quejas legítimas y a cesar la represión contra los manifestantes", ha reclamado este viernes la portavoz del Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos, Ravina Shamdasani, quien ha reclamado una investigación "transparente" de lo ocurrido.

A la oficina que dirige la expresidenta chilena Michelle Bachelet le preocupa especialmente el uso de fuego real contra unos manifestantes que "tomaron las calles para protestar contra las medidas de austeridad económica y el alza de los precios del combustible", toda vez que añade una nueva carga a hogares y empresas ya "empobrecidos".

Shamdasani ha citado informaciones que aluden a la quema de neumáticos, instalación de barricadas, incendios y saqueos por parte de los manifestantes, pero también ha aludido a la dura respuesta de la Policía, si bien tan solo se ha limitado a decir que hay evidencias "creíbles" sobre varios muertos, entre ellos un miembro de las fuerzas de seguridad.

La portavoz ha pedido a todas las partes que rehuyan la violencia y resuelvan las tensiones "pacíficamente", si bien ha apelado a la especial responsabilidad de la Policía para que actúe en todo momento conforme a los criterios de "legalidad, necesidad y proporcionalidad".

Los detenidos, por su parte, se contarían por "cientos", según el Alto Comisionado, que ha reclamado la pronta liberación de todas aquellas personas que hayan podido ser arrestadas por ejercer las libertades de reunión y expresión. El Gobierno ha reconocido más de 600 arrestos, entre ellos varios líderes de la oposición y activistas.

El Alto Comisionado ha aludido también a las "preocupantes" denuncias de actos de acoso e intimidación por parte de las fuerzas de seguridad, incluso con "búsquedas puerta por puerta". La Comisión de Derechos Humanos de Zimbabue investiga igualmente denuncias de palizas por parte de la Policía, según el comunicado de la oficina de la ONU.

"Apoyamos el llamamiento de la Comisión de Derechos Humanos para que el Gobierno instaure un diálogo nacional, con amplia participación de todos los sectores, para encontrar soluciones a los desafíos económicos a los que se enfrenta el país", ha apuntado Shamdasani. La comunidad internacional, ha añadido, está dispuesta a ayudar.

Para leer más