La ONU y la Media Luna Roja aprovechan el convoy a Rukban para reclamar una solución para 40.000 desplazados

Publicado 07/02/2019 11:17:56CET
TWITTER/@UNFPASYRIA - Archivo

"Lo que necesitan quienes están en ese campo es un futuro mejor", reclama UNICEF

MADRID, 7 Feb. (EUROPA PRESS) -

La ONU y la Media Luna Roja Árabe Siria han celebrado la llegada de más de cien vehículos con ayuda humanitaria hasta el campo de desplazados de Rukban, situado cerca de la frontera entre Siria y Jordania y que alberga a unas 40.000 personas, pero han advertido de que es solo un auxilio "temporal" para una población que requiere de soluciones a largo plazo.

La preparación del convoy se ha prolongado durante un mes y los vehículos han tenido que recorrer más de 260 kilómetros hasta llegar el martes a Rukban, donde prevén permanecer siete días. Entre los suministros enviados figuran comida, ropa, mantas, material educativo y de agua y saneamiento.

Además, a bordo también ha viajado un equipo de 25 personas que se centrará en vacunar a 10.000 niños menores de cinco años frente a enfermedades prevenibles como el sarampión, la polio, la tuberculosis y la hepatitis.

El representante del Fondo de la ONU para la Infancia (UNICEF) en Siria, Fran Equiza, ha subrayado desde Rukban que "toda esta asistencia es extremadamente necesaria, pero no suficiente". "Lo que necesitan quienes están en este campo es un futuro mejor", ha dicho Equiza en un vídeo difundido por la organización internacional.

El coordinador humanitario de la ONU, Sajjad Malik, también ha incidido en un comunicado en que se trata "solo de una medida temporal", por lo que ha reclamado "una solución a largo plazo, segura, voluntaria y digna" para quienes se encuentran en condiciones "desesperados", muchos de ellos más de dos años después de abandonar su hogar.

"La situacion humanitaria se ha deteriorado por las duras condiciones invernales y la falta de acceso a servicios y asistencia básicos. Se ha denunciado la muerte de al menos ocho niños en las últimas semanas", ha alertado Malik, que teme que no haya un envío de ayuda a gran escala "pronto" para los desplazados en Rukban.

Las 40.000 personas que viven en este enclave están expuestas al viento, al polvo y al frío, sin perspectivas de que su situación se resuelva a corto plazo. Los equipos de Naciones Unidas y la Media Luna Roja prevén realizar una encuesta entre los desplazados para conocer sus deseos y prioridades y plantearlos en la hipotética negociación de "soluciones duraderas".

Una portavoz del Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados (ACNUR), Rula Amin, también ha advertido en Twitter de que tan "urgente" es repartir asistencia humanitaria entre esta población como encontrar "una solución a largo plazo" para los miles de sirios.

La Media Luna Roja Árabe Siria ha aprovechado para hacer un llamamiento a "todo el mundo para que den todas las garantías necesarias para la entrega de la ayuda humanitaria a las personas que corresponde en todas partes en Siria". Por su parte, la ONU ha instado a "todas las partes a permitir acceso humanitario seguro, sostenido y sin restricciones a todas las personas necesitadas en Siria en línea con sus obligaciones en virtud del Derecho Internacional Humanitario".

Para leer más