Publicado 26/07/2022 04:21

La ONU se muestra preocupada por "la situación de los Derechos Humanos" en Libia

Manifestantes en Libia
Manifestantes en Libia - WIKIMEDIA COMMONS

MADRID, 26 Jul. (EUROPA PRESS) -

La subsecretaria general de Asuntos Políticos y Operaciones de Paz de la ONU, Martha Pobee, ha asegurado este lunes ante el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas que la situación general de Libia en cuanto a los Derechos Humanos es preocupante, y ha instado a las autoridades libias a abordar los factores que impulsan el
estancamiento político y económico.

"La situación general en Libia sigue siendo muy volátil. A pesar de los avances logrados, persiste el estancamiento constitucional y político (...) Hemos sido testigos de manifestaciones de libios frustrados por la falta de progreso en las elecciones y los servicios estatales deficientes", ha sostenido Pobee, que ha añadido que la situación de los Derechos Humanos en el país "sigue siendo motivo de grave preocupación".

La subsecretaria de Naciones Unidas ha explicado que el pasado 1 de julio se llevaron a cabo manifestaciones en toda Libia, incluído en ciudades como Trípoli, Benghazi, Al Bayda y Tobruk. En estas protestas, el edificio del Parlamento en Tobruk fue asaltado y dañado, según ha detallado Pobee en un comunicado.

"Los manifestantes expresaron su frustración por las continuas divisiones políticas y el deterioro de las condiciones de vida. Exigieron la rápida celebración de elecciones y soluciones a la crisis eléctrica y la escasez de combustible del país", ha recalcado Pobee, que ha instado a los actores políticos libios "a prestar atención al llamado de su pueblo".

Asimismo, Pobee ha señalado "las continuas divisiones políticas", incluida la crisis sobre las instituciones ejecutivas y soberanas, que estarían prolongando el "tenso entorno de seguridad en Trípoli y sus alrededores".

Según la subsecretaria general de la ONU, "a medida que los grupos armados continúan posicionándose (...) aumenta el riesgo de una escalada. La actividad militar también ha aumentado en la región occidental, especialmente en el flanco oriental de Trípoli, Misrata y en las afueras de Sirte".

LIDERAZGO DEL PETRÓLEO EN LIBIA

Naciones Unidas ha mostrado su preocupación por el nombramiento del exgobernador del Banco Central de Libia como nuevo presidente de la Corporación Nacional del Petróleo (NOC), después que su predecesor, Mustafa Sanalla, fuera reemplazado de su puesto sin que este aceptara la decisión.

En este sentido, la ONU ha explicado que Libia reanudó sus exportaciones de petróleo el 19 de julio. "Desde el 16 de abril, el cierre ha reducido las exportaciones de petróleo de Libia en dos tercios y le ha costado al país 3.000 millones de euros en ingresos perdidos", ha subrayado Pobee.

"Es demasiado pronto para confirmar si la producción de petróleo se reanudará a plena capacidad y si los cambios en la NOC afectarán aún más la producción y exportación de petróleo", ha agregado, subrayando la necesidad de que el CON permanezca "neutral y libre de la presión de los intereses políticos".

LOS DDHH SON "MOTIVO DE PREOCUPACIÓN"

La ONU ha afirmado que la situación económica en el país ha tenido un impacto negativo en los derechos fundamentales de las personas a los servicios básicos y el acceso a alimentos, agua y saneamiento, así como atención médica y educación.

Misión de Apoyo de la ONU en Libia (UNSMIL) habría recibido informes de que las instalaciones médicas carecían de suministros de oxígeno para cirugías y cuidados críticos, y las clínicas de todo el país enfrentaban graves problemas debido a los prolongados cortes de energía y la falta de combustible para los generadores.

La Misión también habría obtenido informes sobre que decenas de manifestantes que participaron en las manifestaciones del 1 de julio fueron detenidos arbitrariamente por grupos armados.

"Naciones Unidas reitera el derecho fundamental a la reunión pacífica, la asociación y la libertad de expresión, y pide la liberación de todos los detenidos arbitrariamente", ha expresado Pobee ante el Consejo de Seguridad.

"Debe condenarse el aumento de los incidentes de violencia contra las mujeres durante Eid, incluido el asesinato de al menos seis mujeres, incluida una niña, en Benghazi, en el este, y Ain Zara y la ciudad de Gharyan, en el oeste de Libia", ha añadido.

Naciones Unidas también ha compartido su preocupación por la detención "continua" de nueve trabajadores humanitarios y de la sociedad civil arrestados entre noviembre de 2021 y febrero de 2022 por "ejercer pacíficamente su derecho a la libertad de expresión". Según la organización, el 6 de julio, a cuatro de estas personas detenidas arbitrariamente no se les permitió de nuevo estar presentes en su segunda audiencia judicial programada.

"Las autoridades libias deben investigar todas las denuncias de tortura y otras violaciones de derechos humanos. Los responsables deben rendir cuentas a nivel nacional o, según corresponda, ante los mecanismos de justicia internacional, como el Tribunal Penal Internacional", ha agregado Naciones Unidas en el escrito, que ha acogido con "beneplácito" la reciente prórroga de nueve meses de la UNSMIL.

EL APOYO DE LA ONU A LIBIA

La subsecretaria de Naciones Unidas ha pedido ante el Consejo de Seguridad que se siga proporcionando apoyo y alentando a las contrapartes libias a que se centren en abordar "de manera efectiva los factores clave del estancamiento político y económico, incluidos los que desencadenaron las manifestaciones del 1 de julio".

"El mensaje de los jóvenes libios a su liderazgo fue que necesitan hacer más para mejorar sus condiciones de vida y que quieren que se celebren elecciones lo antes posible para elegir a su representante legítimo", ha precisado Pobee, reiterando la disposición de Naciones Unidas en apoyar "los esfuerzos de la Unión Africana para organizar una conferencia de reconciliación nacional".

Por otra parte, la subsecretaria de Naciones Unidas ha detallado que, desde la última sesión informativa realizada ante el Consejo, la dirección de las dos Cámaras ha superado importantes puntos contenciosos y disposiciones pendientes de la Propuesta Constitucional de 2017, y ha acordado medidas transitorias que conducirían a la celebración de elecciones nacionales.

"Los dos líderes acordaron una legislatura bicameral, así como la definición de las responsabilidades del presidente, el primer ministro, el gabinete de ministros y el gobierno local. También hubo consenso sobre el establecimiento de provincias de acuerdo con los distritos electorales existentes en Libia y sobre un mecanismo de distribución de ingresos", ha sentenciado.

Contador

Más información