Publicado 12/06/2021 08:18CET

La ONU muestra su "profunda preocupación" por el ataque con misiles y drones explosivos contra Marib (Yemen)

Archivo - El secretario general de la ONU, António Guterres
Archivo - El secretario general de la ONU, António Guterres - Violaine Martin/UN Photo/dpa - Archivo

MADRID, 12 Jun. (EUROPA PRESS) -

Naciones Unidas ha mostrado su "profunda preocupación" por el ataque ejecutado el viernes contra la ciudad de Marib, achacado a los huthis y que se saldó con al menos ocho civiles muertos, y ha resaltado que en la zona hay varios complejos en los que se alojan trabajadores humanitarios.

"Este incidente llega después de un ataque contra una gasolinera el fin de semana (pasado) en Marib que también causó víctimas", ha indicado el viceportavoz de la Secretaría General de la ONU, Farhan Haq, durante una rueda de prensa.

Así, ha resaltado que estos incidentes suponen un nuevo ejemplo de que "los civiles en Yemen están soportando la carga de este conflicto" y ha reiterado su llamamiento a las partes en conflicto "a respetar sus obligaciones bajo el Derecho Humanitario, incluido garantizar la protección de los civiles, los trabajadores sanitarios y la infraestructura civil".

Las autoridades yemeníes reconocidas internacionalmente indicaron que dos misiles balísticos y dos drones cargados con explosivos impactaron en una mezquita y una prisión de mujeres en la ciudad, sin que por el momento los rebeldes se hayan pronunciado al respecto.

El Gobierno encabezado por Abdo Rabbu Mansur Hadi condenó el ataque y lo tildó de "crimen terrorista" por parte de la "milicia golpista y criminal huthi", antes de resaltar que los rebeldes han atacado "de forma deliberada" objetivos civiles en la ciudad.

El enviado especial de Naciones Unidas para Yemen, Martin Griffiths, se mostró a finales de mayo "frustrado" por la falta de avances en las conversaciones para lograr un acuerdo para el fin de la guerra en el país, tras una nueva ronda de contactos con las autoridades yemeníes reconocidas internacionalmente y con los huthis.

La guerra en Yemen enfrenta al Gobierno reconocido internacionalmente, encabezado por Hadi y apoyado por una coalición internacional liderada por Arabia Saudí, y a los huthis, respaldados por Irán.

Los rebeldes controlan la capital, Saná, y otras zonas del norte y el oeste del país. El conflicto ha sufrido un recrudecimiento en varios frentes durante los últimos meses, pese a los esfuerzos internacionales de mediación, en una guerra que ha provocado la que es la mayor crisis humanitaria mundial.

Para leer más