Publicado 20/01/2021 09:41CET

La ONU pide 62,6 millones de euros para dar ayuda humanitaria a más de un millón de personas en el sur de Madagascar

Vista de una calle en los alrededores de la capital de Madagascar, Antananarivo
Vista de una calle en los alrededores de la capital de Madagascar, Antananarivo - 2014 GETTY IMAGES / DAVID ROGERS - Archivo

MADRID, 20 Ene. (EUROPA PRESS) -

Naciones Unidas ha hecho un llamamiento por valor de 76 millones de dólares (alrededor de 62,6 millones de euros) para dar apoyo a más de un millón de personas en el sur de Madagascar ante la crisis provocada por las continuadas sequías y la recesión causada por la pandemia de coronavirus.

La Oficina de Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA) ha resaltado que estas personas "hacen frente a una falta de comida, nutrición, agua y ayuda sanitaria que supone un riesgo para su vida" en la región de Grand Sud.

Así, ha manifestado que esta zona "ha sufrido la peor sequía en diez años" y que "los confinamientos asociados a la COVID-19 están afectando a gran parte del país". "Una de cada tres personas en el sur se encuentra en una situación de inseguridad alimentaria grave", ha añadido.

La OCHA ha resaltado que estos fondos "mejorarán la seguridad alimentaria de 1,1 millones de personas, darán acceso al agua a 420.000 de los más vulnerables, darán apoyo nutricional a 300.000 niños menores de cinco años y garantizarán servicios sanitarios a 230.000 personas".

El Programa Mundial de Alimentos (PMA) alertó la semana pasada que la concatenación de tres años de sequía y la recesión dejará este año a casi un tercio de la población del sur de Madagascar en situación de inseguridad alimentaria, cerca del doble que en 2020.

El organismo detalló que algunas comunidades tienen poco recursos y manifestó que está previsto que cerca de 1,35 millones de personas estén en situación de inseguridad alimentaria este año, un 35 por ciento de la población total y cerca del doble de la cifra de 2020.

El PMA indicó además que las tasas de desnutrición siguen aumentando y reseñó que muchos niños se están viendo empujados a la mendicidad para poder ayudar a sus familias para tener dinero para comprar comida, motivo por el que ha hecho hincapié en la urgencia de la situación.

"Para sobrevivir, las familias están comiendo tamarindo mezclado con arcilla", dijo el representante del PMA en Madagascar, Moumini Ouadraogo. "No podemos hacer frente a otro año como este. Sin lluvia y con cosechas pobres la gente hace frente a la muerte por inanición. Nadie tendría que vivir así", zanjó.

Las cifras de desnutrición en niños menores de cinco años en las tres regiones más afectadas --Androy, Anosy y Atsimo Andrefana-- es del 10,7 por ciento, la segunda cifra más alta en la región de África Oriental y del Sur. Así, los datos que maneja el PMA apuntan a que más de 135.000 niños podrían sufrir desnutrición aguda este año, con 27.000 casos considerados como graves.

Para leer más