Actualizado 17/02/2021 11:17 CET

La ONU pide el cese de las hostilidades en la provincia yemení de Marib

Desplazados internos en el norte de Yemen
Desplazados internos en el norte de Yemen - MOHAMMED AL-WAFI / XINHUA NEWS / CONTACTOPHOTO

MADRID, 17 (EUROPA PRESS)

Naciones Unidas ha demandado este martes del cese de las hostilidades en la provincia yemení de Marib, situada en el centro del país, ante la reciente escalada de las tensiones y las operaciones militares de los huthis en la zona.

"La reanudación de los combates en Marib es una amenaza real para los desplazados internos, y ninguno de estos enfrentamientos ayuda de ninguna manera a volver a la vía política. Así que, efectivamente, creemos que los combates deben cesar", ha dicho el portavoz de la Secretaría General de la ONU, Stéphane Dujarric.

En este sentido, la ONU ya había mostrado preocupación por la situación en la región, ya que el lunes el secretario general adjunto de Naciones Unidas para Asuntos Humanitarios, Mark Lowcock, alertó de que la escalada de violencia amenaza con desencadenar una nueva ola masiva de desplazamientos en Marib, donde ya hay un millón de personas desarraigadas.

Dujarric, además, ha lamentado que el Plan de Respuesta Humanitaria 2020 para Yemen de la ONU solo ha recibido el 56 por ciento de la financiación que se necesita.

También este martes, Estados Unidos ha instado a los huthis a un alto el fuego en el territorio, el mismo día en que entra en vigor la eliminación de los huthis de la lista de entidades terroristas estadounidenses.

En su comunicado, el Departamento de Estado ha recalcado que más de un millón de refugiados yemeníes han buscado cobijo en la ciudad de Marib --controlada por el Gobierno respaldado por Arabia Saudí--.

Por otra parte, la coalición internacional que encabeza Arabia Saudí ha asegurado este miércoles haber destruido otro dron con bombas lanzado por los huthis contra territorio saudí, sin informar sobre posibles víctimas o daños materiales.

El portavoz de la coalición, Turki al Malki, ha señalado en un comunicado que el aparato fue disparado contra "civiles y objetivos civiles" en Jamis Mushait, al tiempo que ha recalcado que se trata de "un crimen de guerra".

"El Mando Conjunto de la coalición seguirá aplicando todos los procedimientos operativos para salvaguardar a los civiles y los objetos civiles, según el Derecho Humanitario", ha manifestado, tal y como ha recogido la agencia estatal saudí de noticias, SPA.

La coalición afirmó el martes haber interceptado otro dron con explosivos lanzado contra el aeropuerto de Abha, escenario la semana pasada de un ataque que causó daños a un avión comercial. Los huthis resaltaron que el avión era militar y justificaron el ataque.

Las fuerzas leales al Gobierno yemení reconocido internacionalmente, encabezado por Abdo Rabbu Mansur Hadi y apoyado por Arabia Saudí, y los rebeldes huthis, respaldados por Irán, llevan combatiendo desde finales de 2014 una guerra que ahora se considera un conflicto de poder entre las dos principales potencias rivales de la región.

El conflicto ha provocado la que es la mayor crisis humanitaria mundial. Actualmente, casi el 80 por ciento de la población, unos 24 millones de personas, necesitan asistencia en el país, donde hay más de 20 millones en inseguridad alimentaria.

Para leer más