27 de febrero de 2020
 
Actualizado 20/12/2018 7:41:27 CET

La ONU registra cientos de violaciones de los Derechos Humanos a medida que empeora la situación en Kivu Norte (RDC)

Niños recibiendo comidas escolares del PMA en Kivu Norte (RDC)
WFP/LEONORA BAUMANN - Archivo

MADRID, 20 Dic. (EUROPA PRESS) -

Cientos de ejecuciones extrajudiciales y casos de tortura y violencia sexual contra civiles han sido registrados durante los últimos dos años en el estado de Kivu Norte, en República Democrática del Congo (RDC), según alerta un informe de Naciones Unidas.

La situación humanitaria en la zona se deterioró notablemente entre enero de 2017 y octubre de 2018, tal y como refleja el documento, que señala que la cifra de violaciones y abusos registrados en Kivu Norte suponen un tercio de las que se han producido a nivel nacional.

El creciente número de grupos armados que se enfrentan a las fuerzas de seguridad en la lucha para controlar el territorio o los recursos naturales ha supuesto un factor significativo para el creciente deterioro de la situación.

El informe de la ONU se centra principalmente en la situación de los territorios de Masisi y Lubero, donde al menos 320 personas habrían sido víctimas de ejecuciones extrajudiciales, 830 de la tortura o el trato degradante e inhumano y otras 173 de violaciones u otros tipos de violencia sexual (entre ellas se encuentran 114 mujeres, 58 niños y un hombre). Otras 431 personas se habrían visto obligadas a realizar trabajos forzosos.

Desde 2015 se ha producido un aumento de las violaciones de los Derechos Humanos en dichos territorios. Según el informe, mujeres y niños son a menudo secuestrados, normalmente para la explotación sexual. Además, los menores son obligados a servir como niños soldado.

"En algunas partes de Masisi y Lubero la violencia sexual se utiliza como una forma sistemática y deplorable de castigar e intimidar a comunidades enteras", ha manifestado la Alta Comisionada de Derechos Humanos de la ONU, Michelle Bachelet. "Todos los esfuerzos deben centrarse en proteger a los civiles, especialmente los que se encuentran en una situación vulnerable".

El documento de la ONU describe cómo la violencia ha provocado el desplazamiento masivo de civiles, de los cuales muchos viven en condiciones precarias y situaciones vulnerables que los expone a más violencia y explotación. Los grupos armados son responsables de dos tercios de estos casos de abusos y violaciones. Las fuerzas de seguridad habrían llevado a cabo el otro tercio restante.

"Sin una investigación fiable que determine la responsabilidad de los crímenes y sin sanciones judiciales contra los autores de las violaciones la impunidad continuará", ha aseverado la representante especial del secretario general de Naciones Unidas para RDC, Leila Zerrougui.

"Esto seguirá alimentando el ciclo de conflicto y miseria en Kivu Norte, donde los civiles se encuentran en medio de las fuerzas de seguridad, que deberían protegerlos, y los grupos armados", ha continuado.