La oposición comienza a denunciar irregularidades en las elecciones de RDC

Ensayo de una máquina electoral en Kinshasa
REUTERS / ROBERT CARRUBBA
Publicado 30/12/2018 15:38:57CET

KINSHASA, 30 Dic. (Reuters/EP) -

La oposición congoleña ha comenzado a denunciar "irregularidades por todas partes" durante los comicios presidenciales de este domingo en República Democrática del Congo, teóricamente la gran oportunidad para el país africano de iniciar su primera transición democrática y poner fin a la crisis política abierta tras la negativa del presidente saliente, Joseph Kabila, a abandonar el poder.

Los votantes han denunciado la ausencia de sus nombres en las listas, así como constantes errores en las máquinas de votación electrónicas que el Gobierno congoleño ha instalado ante la negativa de la oposición, que ha denunciado la facilidad con la que pueden ser manipuladas. Además, las lluvias torrenciales han agravado un de por sí difícil situación.

Algunas mesas electorales del país no han abierto hasta siete horas pasado el inicio de la votación y la misión de Naciones Unidas en el país (MONUSCO) ha detenido a varias personas que se estaban haciendo pasar por observadores de la propia misión -- en cuyas competencias, recuerda, no está la de supervisar comicios --.

La Conferencia de Obispos Católicos (CENCO) asegura que se han registrado fallos en las máquinas de al menos 544 de las 12.300 mesas que ha supervisado. Otras 1.600 mesas presentaban irregularidades, bien por no abrir a tiempo o por encontrarse en lugares prohibidos por la normativa electoral, como residencias privadas o comisarías.

El candidato opositor Felix Tshisekedi dice haber recibido informes de fraude a favor del 'delfin' de Kabila, Emmanuel Ramazani Shadary, en la ciudad de Inongo, en el oeste del país, según el portavoz de Tshisekedi, Vital Kamerhe.

La Comisión Nacional Electoral Independiente (CENI) asegura de que "todo va muy bien" a pesar de que su presidente, Corneille Naanga, considerado por sus críticos como un manipulador a favor de Kabila, fue recibido con insultos por los votantes de la escuela St. Joseph Limee, de Kinshasa, donde llevaban horas sin poder votar.

Los pocos incidentes violentos han ocurrido en Kananga (en el centro del país), donde un secretario de mesa ha sido apaleado por votantes bajo la sospecha de que estaba intentando cometer fraude, y en el este del país, territorio miliciano, donde las guerrillas están obligando a los congoleños a votar por el candidato de su elección, según fuentes diplomáticas a Reuters.

Contador