27 de febrero de 2020
 
Publicado 29/01/2020 21:29:08CET

La oposición de Togo convoca protestas el sábado contra una la candidatura del presidente a un nuevo mandato

MADRID, 29 Ene. (EUROPA PRESS) -

El opositor Fuerzas Democráticas para la República (FDR) ha convocado movilizaciones durante la jornada del sábado en rechazo a la decisión del Tribunal Constitucional de desestimar el recurso presentado contra la candidatura del presidente del país, Faure Gnassingbé, a su reelección en las elecciones del próximo 22 de febrero.

"La alternancia en 2020, una victoria colectiva", ha defendido la formación en un comunicado, en el que ha pedido a los ciudadanos que "apoyen solemnemente" las "grandes manifestaciones" contra el fallo del Constitucional.

Así, ha denunciado el "desorden jurídico" y ha recalcado que "la hora de la alternancia ha llegado, y será en este año 2020", según ha recogido el portal local de noticias IciLomé.

"Debemos manifestarnos juntos, masivamente, para decir que no aceptaremos nunca la servidumbre bajo la tierra de nuestros ancestros. Ciudadanos togoleses, vuestro destino está en vuestras manos. La lucha es invencible", ha remachado.

El FDR ha convocado además una "reunión general informativa" en Bè Kodjindji, en la capital, Lomé, para trasladar a la población las exigencias de la formación y la convocatoria para las movilizaciones.

El máximo tribunal del país rechazó el lunes el recurso que había presentado el líder de la Alianza Nacional para el Cambio (ANC), Jean-Pierre Fabre, quien pedía que se anulara la enmienda constitucional de 2018 y que se impidiera que el mandatario fuera candidato, habida cuenta de que ya ha gozado de más de dos mandatos de cinco años.

Gnassingbé aceptó oficialmente el pasado 7 de enero la propuesta de su partido de optar a un cuarto mandato al frente del país. "Digo sí", anunció el mandatario ante los partidarios de la Unión para la República (UNIR) en un acto celebrado en la sede del partido, aceptando así la petición que le han hecho desde la formación para las presidenciales.

En total, siete candidatos concurrirán a estos comicios. Además de Gnassingbé y Fabre, quien ya fue candidato en 2010 y 2015 y quedó en segunda posición, con el 35,19 por ciento de los votos, también figura como "candidato único de la oposición" Agbéyomé Kodjo, antiguo primer ministro del país, al que han propuesto las Fuerzas Democráticas, una coalición promovida por el arzobispo emérito de Lomé, monseñor Kpodzro Philipe.

La candidatura del presidente, que sucedió en el cargo a su padre Gnassingbé Eyadéma en 2005 tras su muerte, podría generar protestas en Togo, donde ya ha habido en el pasado manifestaciones contra la continuidad de la saga familiar, ya que el progenitor gobernó el país desde 1967 hasta su muerte.

El principal punto de debate es que la Constitución del país limita a dos los mandatos presidenciales, tras una enmienda aprobada en 2018, si bien desde UNIR esgrimen que el mandatario no se ve afectado por la norma, poniendo a cero el marcador y permitiéndole hipotéticamente seguir en el poder otros diez años más. Para que pudiera ser presidente, ya fue necesario un cambio para rebajar de 45 a 35 años la edad mínima.

Por otra parte, la Alta Autoridad Audivisual y de Comunicaciones de Togo (HAAC) ha confirmado que los siete candidatos a la Presidencia participarán por primera vez en la historia del país, en un debate televisado, si bien aún no hay fecha para el mismo.

Contador