Actualizado 23/03/2007 19:26 CET

O.Próximo.- Los agentes acusados de golpear a un joven palestino admiten los malos tratos

JERUSALÉN, 23 Mar. (EUROPA PRESS) -

Dos de los tres policías de la Guardia Fronteriza que fueron filmados ayer golpeando a un menor palestino en la localidad de Hawara, cerca de Nablús, reconocieron hoy su implicación en el maltrato durante un interrogatorio por parte de la Unidad de Investigación de la Policía en Tel Aviv, según informó el 'Yediot Ahronot'.

Dos de ellos son sospechosos de uso excesivo de la fuerza. Fuentes cercanas a la investigación aseguraron al rotativo israelí que los sospechosos admitieron los actos. Ayer, el jefe de la Guardia Fronteriza, Hassein Fares, ordenó la suspensión de los tres agentes.

La Unidad de Investigación de la Policía también contactó con el adolescente palestino, Hindawi Qarawik, que sufrió presuntamente los abusos de los oficiales. Las autoridades israelíes lo convocarán próximamente para que presente su testimonio.

Según la versión del agredido y el propio vídeo que apareció colgado en la página web del rotativo, una patrulla israelí se acercó al grupo de compañeros con el que se encontraba Qarawik a la salida de la escuela, a las 14:30 hroas (hora en España). Al parecer, los militares querían interrogarles sobre un lanzamiento de piedras que se había producido anteriormente.

Tres chicos fueron retenidos para un interrogatorio más pormenorizado entre los que figuraba Qawarik, que sin embargo se marchó como si no hubiese oído la orden, ya que, como declara, todavía recordaba "la paliza" que recibió "la semana pasada".

Uno de los soldados le paró y le condujo a una zona apartada. "Dos policías empezaron a pegarme en las piernas con el fusil, me dieron puñetazos, me propinaron golpes en la cabeza contra un contenedor cercano...", aseguró el agredido, versión que coincide con la de varios testigos oculares.

"Vi este comportamiento como extremadamente severo. El asunto será estudiado por la Unidad de Investigación de la Policía", señaló ayer Hassein, en respuesta al incidente. "Las tropas fronterizas trabajan para proteger a los ciudadanos de Israel y son responsables de frustrar actos terroristas hostiles, mientras tratan con numerosos actos de violencia llevados a cabo contra ellos", agregó.