Actualizado 11/12/2007 13:17 CET

O.Próximo.- Aumentan a ocho los milicianos palestinos muertos en las incursiones de tanques israelíes en Gaza

JERUSALÉN, 11 Dic. (EUROPA PRESS) -

Ocho milicianos palestinos fallecieron y cuatro soldados israelíes resultaron heridos esta mañana durante varias incursiones de decenas de tanques del Ejército israelí en la Franja de Gaza, lo cual originó violentos enfrentamientos en los que se usaron granadas y morteros.

Según informa el diario 'Haaretz', varios aviones de la Fuerza Aérea israelí que cubrían a los tanques mataron a tres milicianos poco después de que otros tantos insurgentes de la Yihad Islámica fallecieran por disparos de un tanque.

Además, cuatro soldados resultaron heridos de carácter leve después de que un misil anti-tanque fuera disparado contra su vehículo. Fueron trasladados al Centro Médico de Soroka, en la ciudad de Beer Sheva. Por otro lado, otros dos milicianos palestinos fallecieron en dos ataques del Ejército israelí en el norte de la Franja de Gaza.

Un portavoz militar confirmó que unos diez tanques y vehículos armados cruzaron la frontera por el sur y entraron en Gaza como parte de una operación de rutina contra la insurgencia palestina. De hecho, las tropas israelíes tomaron las azoteas de numerosas viviendas a un kilómetro de la frontera y detuvieron a unas 60 personas para interrogarlas, según informaron los habitantes de la zona.

Otro portavoz militar señaló que el Ejército también llevó a cabo una incursión de rutina contra la actividad terrorista en el norte de la Franja de Gaza, concretamente en la ciudad de Beit Hanun, desde donde los milicianos disparan habitualmente cohetes Qassam con el sur de Israel como objetivo.

DETENCIONES EN CISJORDANIA

Por otro lado, soldados israelíes arrestaron esta mañana a 12 palestinos en redadas en Cisjordania, según la emisora Israel Radio. Además, en la ciudad de Nablús un miliciano murió cuando el explosivo que estaba colocando explosionó de forma accidental.

Fuentes médicas identificaron al hombre como un insurgente de las Brigadas de los Mártires de Al Aqsa, brazo armado de Al Fatá, movimiento del presidente palestino, Mahmud Abbas. Otras tres personas resultaron heridas en la explosión.