Actualizado 28/06/2007 23:35 CET

O.Próximo.- Fuerzas israelíes se enfrentan con milicianos palestinos en Nablús

NABLÚS, 28 Jun. (EP/AP) -

Las fuerzas israelíes realizaron hoy una incursión en la localidad cisjordana de Nablús, donde impusieron un toque de queda y recorrieron sus estrechas calles en busca de milicianos palestinos.

Según informó el Ejército israelí, cinco de sus soldados resultaron heridos en los enfrentamientos con extremistas palestinos. El nuevo Gobierno palestino nombrado por el presidente, Mahmud Abbas, ha condenado la incursión.

A principios de esta semana, el primer ministro israelí, Ehud Olmert, prometió apuntalar al Gobierno de Abbas, que se encuentra en medio de una disputa de poder con el Movimiento de Resistencia Islámica, que tomó por la fuerza la Franja de Gaza.

"Consideramos esta agresión como una forma de socavar nuestros esfuerzos de ofrecer seguridad y terminar con el caos", señaló el primer ministro palestino, Salam Fayyad, en una rueda de prensa en Ramala, Cisjordania.

El operativo de Nablús comenzó en las últimas horas del miércoles, cuando Israel concluía dos incursiones en la Franja de Gaza, gobernada por Hamás. En esas operaciones, las fuerzas israelíes mataron a 11 palestinos, entre ellos ocho milicianos y un niño de 12 años, en el enfrentamiento más sangriento en Gaza desde que Hamás se apoderó de la región.

Israel ha realizado frecuentes operaciones en Nablús en los últimos seis años. El Ejército dijo que la ciudad es un "importante centro terrorista" y aseguró que la operación de hoy tenía como fin "desbaratar la actividad terrorista en Nablús". La portavoz de Olmert, Miri Eisin, indicó que el Gobierno israelí está comprometido a trabajar con Abbas, pero no pondrá en peligro la seguridad de sus ciudadanos.