O.Próximo.- Israel defiende la incursión por tierra y aclara que no tiene intención de reocupar la Franja de Gaza

Actualizado 04/01/2009 12:52:26 CET

La Embajada israelí en España afirma que "se ha mantenido abierto el flujo de ayuda" a la Franja desde el principio de la operación

MADRID, 4 Ene. (EUROPA PRESS) -

La Embajada de Israel en España indicó hoy que el motivo de la operación terrestre en Gaza, que en las últimas horas está efectuando el Ejército Israelí, tiene como objetivo detener los "constantes ataques masivos e indiscriminados" del Movimiento de Resistencia Islámica (Hamás) sobre la población civil israelí.

La incursión por tierra, iniciada ayer por la tarde se trata de la segunda fase de la operación 'Plomo sólido' que "tendrá un duro coste humano para Israel pero que pretende no dar ni una oportunidad más a Hamás para que siga bombardeando territorio israelí".

El Gobierno israelí insistió en que, "a pesar de los continuos llamamientos de la comunidad internacional al cese de la violencia", los ataques de las milicias afines a Hamás sobre las comunidades del sur de Israel no han cesado". "Por eso el Ejército se vio obligado a entrar en Gaza siempre con el objetivo de poner fin al lanzamiento de misiles", añadió el texto.

Además, la misión diplomática en España trasladó que el Gobierno israelí no va a ocupar la Franja de Gaza, en cumplimiento de la retirada unilateral organizada en 2005. "Aclaramos que Israel no tiene la intención de ocupar la Franja de Gaza. Israel se retiró en 2005 con la intención de no volver y con la esperanza de que dicha retirada sirviera como gesto de buena voluntad que llevara a ambas partes al entendimiento y a la paz".

De igual modo, el Gobierno israelí añadió que la operación "está dirigida únicamente contra Hamás, al tratarse de "una organización terrorista no sólo continúa bombardeando Israel sino que utiliza a la población palestina de Gaza como escudos humanos".

Finalmente, la Embajada lamentó profundamente "las víctimas civiles en este conflicto y deseamos que se mantengan al margen en esta guerra cuyo único enemigo es Hamás", y aseguró que el Gobierno de Tel Aviv "no permitirá ninguna crisis humanitaria en Gaza" ya que "durante todos estos dias se ha mantenido abierto el flujo de ayuda médica, alimenticia y energética, generada en su mayor parte en Israel".