25 de febrero de 2020
 
Actualizado 15/03/2007 23:16:46 CET

O.Próximo.- Lieberman apuesta por una coalición de emergencia sionista para contrarrestar al nuevo Gobierno palestino

JERUSALÉN, 15 Mar. (EUROPA PRESS) -

El ministro de Asuntos Estratégicos, el ultranacionalista Avigdor Lieberman, pidió hoy la creación de un Gobierno de emergencia integrado con representantes de todos los partidos sionistas en un intento de contrarrestar al recién formado Ejecutivo de unidad nacional palestino, según informó la radio israelí.

El que el nuevo Ejecutivo palestino siga apoyando la "resistencia" hasta el fin de la "ocupación israelí", y el derecho de retorno de los refugiados palestinos que propugna el Gobierno palestino, provocaron que el anterior presidente del Comité de Asuntos Exteriores y de Defensa de la Knesset (Parlamento hebreo), el parlamentario del Likud Yuval Steinitz pidiera al Ejecutivo israelí que ordene una amplia operación militar en la franja de Gaza este fin de semana para boicotear la votación a la que debe someterse en el Parlamento palestino el nuevo Gobierno de coalición Hamás-Al Fatá.

Según Steinitz, citado por el diario israelí 'Haaretz', las fuerzas militares israelíes deben impulsar un ataque preventivo para impedir el rearme de las fuerzas de seguridad en Gaza y destruir la infraestructura utilizada para el lanzamiento de cohetes Qassam contra territorio israelí.

Para Steinitz es necesario que Israel "torpedee la existencia del Gobierno de Hamás que legitimaría al terrorismo y el rearme militar (de Hamás) y que obtendría el reconocimiento del mundo árabe y de la comunidad internacional".

Por su parte, el presidente del Partido Nacional Religioso, el parlamentario Zevulun Orlev, criticó que la plataforma del Gobierno palestino refleja la unidad de los palestinos en apoyo del terrorismo y la destrucción de Israel, tal y como postula Hamás.

No obstante, el parlamentario laborista Ophir Pines-Paz subrayó su deseo de que "el establecimiento del Gobierno de unidad sirva para calmar los espíritus y estabilizar a la Autoridad Palestina", si bien hizo hincapié en el hecho de que hasta que el nuevo Ejecutivo palestino no reconozca a Israel, el presidente palestino, Mahmud Abbas, seguirá siendo la única figura implicada en las negociaciones, entre ellas, la oportuna para la puesta en libertad del soldado israelí Gilad Shalit capturado el pasado junio por milicias afines a Hamás.