Actualizado 20/09/2007 23:25 CET

O.Próximo.- Olmert promete presentar a su Ejecutivo la próxima semana una propuesta para liberar a presos palestinos

JERUSALÉN, 20 Sep. (EP/AP) -

El primer ministro israelí, Ehud Olmert, se comprometió hoy a remitir la próxima semana a su Ejecutivo una propuesta para poner en libertad a algunos prisioneros palestinos, si bien no precisó el vólumen de presos que soltarían.

Así lo confirmó en una reunión de su partido Kadima, donde subrayó no obstante que los prisioneros "con sangre en las manos" o que hayan estado implicados en atentados directos contra Israel no se beneficiarán de la medida.

Por otra parte, el jefe de Gobierno israelí reconoció la necesidad de encontrar vías para negociar con el presidente de la Autoridad Palestina, Mahmud Abbas, a quien calificó de "moderado" y prometió continuar reuniéndose con el presidente palestino de forma regular "a fin de llegar a un entendimiento político" con su interlocutor.

"Siempre hay contratiempos", reconoció Olmert, quien no obstante apuntó que "siempre hay una manera de decir 'no'". "Ahora estamos buscando oportunidades para el decir 'sí'", explicó.

En este sentido, incidió, tras apelar a la paciencia de todos, en que si Israel no promueve relaciones con figuras moderadas como Abbas, Israel "se enfrentará a un frente unido de Hamás y Yihad Islámica en todos los territorios". "¿Es ésa la visión que queremos?", se preguntó.

Asimismo, Olmert reconoció que "es importante que países moderados como Jordania, Egipto y Arabia Saudí participen en la reunión", en alusión a la conferencia de paz para Oriente Próximo, prevista para otoño y asupiciada por Washington.

IRÁN

En relación a Irán que ésta semana reconoció que contaba con un plan militar para atacar a Israel si éste lo hace primero, Olmert subrayó que Israel no busca titulares de prensa y que trabajará para "eliminar esta amenaza", en alusión al programa atómico iraní.

"Israel no está en la cabeza de este problema", explicó Olmert e incidió en que Israel no es el único objetivo potencial de Irán, motivo por el cual pidió reforzar las sanciones contra Irán, país al que no dudó en calificar como "la mayor amenaza para Israel".