Actualizado 06/02/2007 20:11 CET

O.Próximo.- El rey saudí vuela a Jeda, a una hora de La Meca, para recibir a Abbas y Haniyeh

RIAD, 6 Feb. (EP/AP) -

El rey saudí, Abdulá, y el príncipe y ministro de Asuntos Exteriores, Saud Al Faisal, volaron hoy a Jeda, a menos de una hora en coche de La Meca, para recibir al presidente palestino, Mahmud Abbas, y al primer ministro, Ismael Haniyeh, que encabezan una delegación palestina de alto nivel con el objetivo de dar un impulso a las negociaciones para la formación de un Gobierno de unidad nacional palestino.

La reunión, a la que también asistirá el líder de Hamás en el exilio, Jaled Meshaal, quien ya se encuentra en La Meca, procedente de Damasco, se celebrará esta noche o bien mañana, ya que se espera que la delegación palestina aterrice en Arabia Saudí a última hora de la noche.

Antes de que Abbas partiera hacia Arabia Saudí, advirtió contra lo que supondría un fracaso en las negociaciones en La Meca, un fracaso que, insistió, daría pie a una guerra civil en los territorios palestinos, después de que en menos de dos semanas los enfrentamientos entre Hamás, partido de Haniyeh, y Al Fatá, afín a Abbas, se hayan saldado con la muerte de más de 60 palestinos en las últimas dos semanas, según el diario libanés 'Al Akhbar'.

"Un fracaso significaría el deterioro de la situación interna y encendería la mecha de una guerra civil", aseguró Abbas según el diario, por lo que aseguró que "la palabra 'fracaso' está prohibida".

Las autoridades saudíes se preparan para acoger las negociaciones en el palacio que sobremira a la Kaba y, en este sentido, el monarca saudí subrayó, en un comunicado emitido hoy, su esperanza de que la reunión influya de forma eficaz en la comunidad palestina. "Espero que los hermanos palestinos escuchen nuestras demandas y que no abandonen estas tierras sagradas sin un compromiso ante Dios para poner fin a la violencia y al baño de sangre", incidió.

Previamente, el antiguo ministro en el Gobierno palestino anterior de Al Fatá, Kadoura Fares, quien se entrevistó la semana pasada con Meshaal, aseguró a la Radio del Ejército israelí que Al Fatá y Hamás han superado prácticamente todos los escollos para formar un Gobierno unitario. "Hamás está dispuesta a firmar el acuerdo por el que el (nuevo) Gobierno respetará todos los acuerdos que la Organización para la Liberación de Palestina firmó con Israel", explicó.