El organismo regulador de medios de Rusia anuncia que inspeccionará a la BBC

Sede de la BBC en Londres
REUTERS / PETER NICHOLLS - Archivo
Publicado 21/12/2018 11:27:55CET

MADRID, 21 Dic. (EUROPA PRESS) -

El organismo regulador de medios de Rusia, Roskomnadzor, ha anunciado este viernes que va a realizar una inspección a la cadena de televisión británica BBC, un día después de que su organismo homólogo de Reino Unido, Ofcom, acusara de parcialidad a la cadena rusa RT.

"Siguiendo la decisión del regulador británico Ofcom sobre infracciones cometidas por RT, Roskomnadzor inspeccionará al canal BBC World News difundido en Rusia y sus recursos de Internet para comprobar si sus materiales se corresponden con las leyes rusas", ha dicho.

Poco después, la portavoz del Ministerio de Exteriores ruso, Maria Zajarova, ha aplaudido el anuncio. "Ya era hora", ha indicado en un mensaje en su página en la red social Facebook, tal y como ha recogido la agencia rusa de noticias Sputnik.

Así, ha dicho lamentar "los inconvenientes" para los corresponsales de la BBC, pero ha recalcado "la burda injerencia del Gobierno británico en la labor de los medios rusos (...) no dejan otra opción que responder simétricamente". "Ya lo había advertido Rusia en más de una ocasión", ha añadido.

En respuesta, la BBC ha resaltado que "al igual que en el resto del mundo, la BBC trabaja en Rusia cumpliendo totalmente las leyes y regulaciones para dar noticias independientes e información a sus audiencias".

Ofcom afirmó el jueves que RT había violado las normas de imparcialidad en siete de sus programas en el marco de su cobertura del ataque en marzo con agente nervioso contra el ex espía ruso Sergei Skripal y su hija, Yulia, en la localidad de Salisbury.

Ofcom detalló que estas violaciones tuvieron lugar entre el 17 de marzo y el 26 de abril y afirmó que podría multar a la cadena, que se mostró "extremadamente decepcionada por las conclusiones" del organismo.

Las decisiones de Ofcom y Roskomnadzor tienen lugar en medio de las tensiones bilaterales, que aumentaron drásticamente a raíz del ataque en Salisbury, del que Reino Unido acusó a Rusia. Moscú ha negado cualquier responsabilidad en el suceso.