El organismo de verificación de alto el fuego en Sudán del Sur denuncia un ataque del Gobierno contra uno de sus equipos

Publicado 19/12/2018 20:48:26CET

MADRID, 19 Dic. (EUROPA PRESS) -

El organismo de verificación del alto el fuego en Sudán del Sur ha denunciado este miércoles que las fuerzas de seguridad del país africano cometieron recientemente un "terrible ataque" contra uno de sus equipos en el área de Luri.

En su comunicado, el CTSA MVM ha afirmado que los agentes "agredieron y detuvieron ilegalmente a varios oficiales, hombres y mujeres, de alto rango de las naciones garantes de la Autoridad Intergubernamental sobre el Desarrollo de África Oriental (IGAD)".

Así, ha recalcado que las fuerzas sursudanesa deben cumplir las cláusulas relativas al mandato de la misión y ha reiterado que "los ataques contra el personal del CTSA MVM y las interferencias con sus actuaciones están estrictamente prohibidas".

Por ello, ha pedido a las autoridades que "lleven a cabo inmediatamente una investigación y hagan rendir cuentas a los responsables de estos despreciables actos, así como a la cadena de mando responsable de este flagrante fallo de liderazgo".

El organismo ha manifestado además que sus equipos son "árbitros imparciales que investigan las supuestas violaciones del acuerdo (de alto el fuego) a raíz de informaciones creíbles", al tiempo que ha dicho que "trabaja para una mejoría de la situación de la población de Sudán del Sur y apoyar el proceso de paz".

El portavoz del Ejército de Sudán del Sur, Lul Ruai Koang, ha afirmado que su oficina no es consciente del incidente, tal y como ha recogido la agencia británica de noticias Reuters.

El suceso tuvo lugar en los alrededores de la capital del país, Yuba. Los afectados fueron tres observadores --la única mujer del grupo fue forzada a desnudarse-- y su conductor. A todos se les vendaron los ojos y se les esposó, mientras que a los hombres se les obligó a quedarse en ropa interior.

Asimismo, los agentes les robaron el dinero y un anillo de boda y les mantuvieron detenidos durante cinco horas antes de ser liberados. El organismo fue creado en 2014 para observar un acuerdo previo de alto el fuego.

Sudán del Sur se vio sumido en una guerra civil en diciembre de 2013 que enfrentó a los partidarios del presidente, Salva Kiir, de etnia dinka, con las fuerzas leales al líder rebelde Riek Machar, de etnia nuer.

Otros grupos rebeldes --con distintos grados de relación con el grupo de Machar-- operan en el país. Ambas partes firmaron un acuerdo de paz en septiembre. Las partes tendrán ahora ocho meses para formar un gobierno de transición, que estará en vigor durante un periodo de tres años.

Este acuerdo contempla la restitución de Machar en el puesto de vicepresidente, así como la creación de un Gobierno de unidad en el que tendrá la mayoría el actual Ejecutivo. Asimismo, Kiir permanecerá en el puesto de presidente.

Los combates en Sudán del Sur han desarraigado alrededor de una cuarta parte de sus 12 millones de habitantes, han destruido la producción de petróleo y han arruinado una economía ya de por sí muy empobrecida.