Publicado 09/06/2014 04:32CET

La OSCE afirma que las elecciones legislativas se han celebrado "de forma tranquila y profesional"

MADRID, 9 Jun. (EUROPA PRESS) -

La misión de observación electoral desplegada por la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE) en Kosovo ha afirmado este domingo que los comicios legislativos se han celebrado "de forma tranquila y profesional".

"No ha habido informes sobre incidentes graves, lo que es un éxito para la Comisión Electoral Central y para los votantes", ha indicado el director de la misión, Jean-Claude Schlumberger.

"Quiero agradecer a la Comisión Electoral Central y la Comisión Municipal Electoral su cooperación. Asimismo, felicito a los responsables de la seguridad --la Policía de Kosovo, la misión civil de la Unión Europea en Kosovo para el imperio de la ley (EULEX) y la misión de la OTAN en Kosovo (KFOR)-- por su excelente trabajo", ha remachado.

El Partido Democrático de Kosovo (PDK) del actual primer ministro, Hashim Thaçi, ha declarado su victoria en los comicios legislativos, marcados por la baja participación.

Los primeros datos provisionales publicados por las autoridades apuntan a que el PDK ha obtenido el 31 por ciento de los votos, por delante de la Liga Democrática de Kosovo (LDK), que ha conseguido el 25 por ciento.

Las proyecciones elaboradas por dos organizaciones independientes apuntan a unos resultados muy similares. Lo que sí es ya oficial es la participación, del 43 por ciento.

Estas elecciones han sido convocadas de forma anticipada después de que el pasado mes de mayo se disolviese el Parlamento al impedir que se votase la creación de un ejército, una propuesta que estaba respaldada por el primer ministro.

SITUACIÓN INTERNACIONAL

Los países occidentales que aportan fondos a Kosovo y que reconocen su independencia, declarada de forma unilateral en 2008, han sido reacios a respaldar la creación de un ejército kosovar por el temor a la reacción que pueda despertar en Serbia y en los más de 100.000 serbokosovares que viven en el país.

Desde su declaración de independencia en 2008, Kosovo no ha podido incorporarse a la Organización de Naciones Unidas por la oposición de Rusia, tradicional aliado de Serbia y país con derecho a veto como miembro permanente del Consejo de Seguridad.

Aunque Serbia no reconoce la soberanía de Kosovo, las relaciones entre los dos países han mejorado en el último año gracias al acuerdo alcanzado con la mediación de la Unión Europea.