La OTAN, dispuesta a "asistir" a la misión de la UE en el Mediterráneo si solicita ayuda

Publicado 18/05/2015 11:46:34CET

Stoltenberg admite posibilidad de que combatientes extranjeros lleguen a Europa camuflados entre inmigrantes

BRUSELAS, 18 May. (EUROPA PRESS) -

El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, ha respaldado el despliegue de una misión naval de la Unión Europea para combatir a las mafias que trafican con personas en el Mediterráneo y ha subrayado la disposición del organismo de defensa euroatlántico de "asistir" en ella si la UE solicita ayuda.

"Celebro la decisión que la Unión Europea tomará hoy de establecer una operación en el mar para desmantelar a los grupos criminales que son responsables del tráfico de personas a través del Mediterráneo", ha explicado el noruego a la prensa, antes de participar en la reunión de ministros de Exteriores y de Defensa de la UE en la que se espera que den luz verde al establecimiento de la misión naval contra las mafias.

"Estamos listos para ayudar si hay una petición", ha asegurado el secretario general aliado, que ha aclarado que "no ha habido ninguna petición para una contribución específica de la OTAN".

"Uno de los problemas es que puede haber combatientes extranjeros, terroristas también intentando esconderse, mezclarse entre los inmigrantes. Esto subraya la importancia de responder a esta amenaza de muchas maneras diferentes", ha admitido, preguntado si la OTAN tiene constancia de que el Estado Islámico está intentando enviar a terroristas a Europa a través de las redes de tráfico de inmigrantes en el Mediterráneo.

Stoltenberg ha recordado que la OTAN está intentando atajar el problema ayudando a los países de Oriente Próximo y el norte de África a reforzar sus capacidades para garantizar su defensa y estabilización.

"Estamos listos para ayudar al Gobierno libio en la consolidación de sus capacidades de defensa cuando la situación sobre el terreno permita este tipo de cooperación", ha reiterado.

Stoltenberg ha respaldado en todo caso los "esfuerzos" de la Unión Europea para recabar "el mandato necesario" de la ONU para su operación en el Mediterráneo, así como los de la ONU para promover un acuerdo entre las facciones libias para crear un Gobierno de unidad nacional y establecer un alto el fuego.

El secretario general de la OTAN ha defendido igualmente la necesidad de estrechar la cooperación con la UE dado que ambas partes se enfrentan a los mismos desafíos de seguridad tanto al sur del Mediterráneo como al este, en este caso por la acción "agresiva" de Rusia en Ucrania, donde ha vuelto a instar a ambas partes a respetar el alto el fuego y permitir el acceso a los observadores de la OSCE.