Actualizado 16/07/2007 19:48 CET

OTAN/Rusia.- La OTAN plantea celebrar una conferencia extraordinaria para tratar la crisis con Rusia

Los aliados, "muy preocupados" por la decisión unilateral rusa de abandonar el FACE

BRUSELAS, 16 Jul. (EUROPA PRESS) -

La Alianza Atlántica planteó hoy la posibilidad de celebrar una conferencia extraordinaria para abordar la crisis desatada tras el anuncio de la Federación Rusa de suspender su participación en el Tratado sobre Fuerzas y Armas Convencionales en Europa (FACE) a partir de 12 de diciembre.

En un comunicado, la OTAN se muestra partidaria de "mantener una discusión formal de todas las partes afectadas" y espera que Rusia se una al diálogo de manera "constructiva y creativa" para garantizar la continuidad operativa y la viabilidad de los puntos de referencia del Tratado y que no socave las perspectivas para su entrada en vigor.

Los aliados, agrega el texto, conceden el más alto valor al régimen FACE y recuerdan su "activa" participación en la Conferencia convocada por Rusia celebrada en Viena los pasados 12 al 15 de junio, donde tomaron buena nota de las preocupaciones rusas, a las que respondieron con elementos destinados a un documento final que parecía un buen camino para avanzar.

El anuncio de la Federación rusa es por tanto a ojos de la OTAN "profundamente decepcionante" y los aliados están "muy preocupados por esta decisión unilateral".

Además, la OTAN lamenta que, a pesar de sus esfuerzos, no haya sido posible alcanzar un acuerdo sobre un texto final en Viena teniendo incluso en cuenta que las propuestas aliadas fueron apoyadas por 25 de los 30 Estados miembros. "Esperamos que el diálogo entre las partes se pueda retomar en breve", insiste el comunicado.

Asimismo, se subraya que la OTAN continua "firmemente comprometida" con el Tratado y quiere culminar lo antes posible la entrada en vigor del Acuerdo de Adaptación con arreglo a la posición de principio de la OTAN expresada en la Declaración de la cumbre de Riga de 2006.

Los aliados recalcan que el proceso de intercambio de información de las fuerzas militares y las inspecciones son la "esencia" de la misión del Tratado para dar transparencia a las fuerzas de los Estados miembros, y que esperan que todas las partes continuen aplicando plenamente todas las obligaciones del Tratado y los documentos asociados al mismo. "Los aliados de la OTAN están plenamente comprometidos a hacerlo", resaltan.