Actualizado 03/04/2007 19:55 CET

Pakistán.-Unos 4.000 opositores de Musharraf se manifiestan en Islamabad contra el cese del jefe de Justicia del Supremo

ISLAMABAD, 3 Abr. (EP/AP) -

Alrededor de 4.000 opositores del presidente paquistaní, el general Pervez Musharraf, marcharon hoy por las calles de Islamabad en lo que se ha constituido como la mayor de las manifestaciones impulsadas en las últimas semanas para protestar contra el cese del jefe de Justicia del Tribunal Supremo el pasado 9 de marzo por presunto abuso de poder, Ifitkhar Mohammed Chaudry --conocido por su independencia-- mientras otras miles de personas se manifestaron en las ciudades de Lahore, Karachi y Quetta.

La manifestación en la capital reunió a miles de activistas políticos, abogados y dirigentes religiosos frente al Tribunal Supremo al hilo de una audiencia judicial que se desarrollaba en su interior por la destitución de Chaundry que, después de cinco horas sin culminar en ningún veredicto, fue aplazada para el próximo 13 de abril. "Musharraf asesino de la justicia", coreaban los manifestantes, portando pancartas con lemas como 'No destruyáis la justicia'.

"Todos deberían apoyar al fiscal general, es nuestro deber moral", insistió el vicepresidente del principal partido en la oposición --el Partido del Pueblo Paquistaní--, Makhdoom Amin Fahim, arropado por miles de manifestantes. "Todos deberían ayudarnos a deshacernos del presidente Musharraf que es la raíz y causa de todos los problemas", agregó.

Por su parte, cientos de agentes de Policía y agentes antidisturbios rodearon el Tribunal --en cuyas inmediaciones colocaron barreras y alambrados de espinos para proteger las instalaciones-- algunos de los cuales tuvieron escarceos con varios manifestantes con la intención de impedirles seguir al vehículo en el que viajaba Chaudry hasta el interior del complejo judicial, así como tuvieron que intervenir para rescatar a varios hombres golpeados por abogados.

La Policía explicó que las víctimas golpeadas eran miembros del partido gobernante PML-Q que habían comenzado coreando eslóganes progubernamentales en favor de Musharraf, mientras que varios abogados, según dichas fuentes policiales, les increparon por ser, dijeron, agentes secretos del Gobierno.

Respecto a la audiencia judicial por el despido de Chaudry, el equipo letrado de la defensa rechazó las acusaciones contra su cliente de favoritismo y abuso de poder y tacharon su cese de "inconstitucional". Asimismo, los letrados de Chaudry objetaron la participación de dos de los jueces que instruyen la audiencia judicial y exigieron que la audiencia a puerta cerrada se celebre en público. "No tienen un caso sólido", aseguró a Associated Press el abogado defensor, Tariq Mahmood, asegurando que "las acusaciones son absurdas y si Dios quiere ganaremos esta batalla legal".

En una manifestación similar coincidiendo con la audiencia del pasado 16 de marzo, la Policía echó mano de bombas de gas lacrimógeno y balas de goma para contener y dispersar a decenas de manifestantes que lanzaron piedras y asaltaron la sede de una cadena de televisión privada que difundió la cobertura de la manifestación.

Los detractores de la política de Musharraf denuncian que el presidente destituyó a Chaundry antes de las elecciones parlamentarias y presidenciales que se celebrarán el próximo año, ya que determinados desafíos legales de su mandato podrían ser llevados hasta el Tribunal Supremo. El Gobierno, por contra, asegura que la destitución no responde a motivaciones políticas.