Los palestinos reciben parte del salario mientras Israel sigue sin pagar

Publicado 01/04/2015 20:30:53CET

RAMALA, 1 Abr. (Reuters/EP) -

La Autoridad Palestina (AP) pagará parte de los salarios a la mayoría de sus empleados en el cuarto mes de las retenciones fiscales de Israel, ha informado el ministro de Finanzas palestino, Shukri Bshara.

Bajo la presión internacional, Israel acordó la semana pasada reanudar las transferencias, argumentando que pagaría inmediatamente 400 millones de dólares (371 millones de euros), el total de los ingresos retenidos menos el dinero que los palestinos deben por servicios públicos suministrados por Israel.

Sin embargo, Bshara ha advertido de que no ha recibido ningún dinero por parte de Israel y como resultado la mayoría de los trabajadores de la Autoridad Palestina recibirán tan solo el 60 por ciento de sus salarios el jueves, en el cuarto mes consecutivo de reducciones salariales.

Aquellos que ganan menos de 2.000 shelkes al mes (465 euros) continuarán recibiendo su nómina completa. La Autoridad Palestina tiene empleados a unas 150.000 personas en Gaza y Cisjordania. "Este procedimiento se debe a que Israel todavía no ha transferido los impuestos recaudados en nombre de los palestinos por cuarto mes consecutivo", ha denunciado Bshara.

Israel comenzó a retener 130 millones de dólares (118 millones de euros) cada mes, correspondientes a los ingresos por impuestos que recauda de los palestinos, después de que Palestina anunciase su deseo de entrar al Tribunal Penal Internacional (TPI), algo que ha ocurrido este miércoles.

El Fondo Monetario Internacional (FMI) ha advertido del peligro que esto supone para la economía palestina, ya que no solo afecta al consumo sino a los préstamos que los empleados y la propia AP tienen con los bancos. El Banco Central de Palestina, señaló la semana pasada que los préstamos han llegado casi al límite y el sistema bancario está en grave peligro.

El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, anunció que su Gobierno reanudaría las transferencias de dinero por razones humanitarias y porque está en los "intereses de Israel", acto que fue aplaudido rápidamente por Estados Unidos y la Unión Europea.

Para leer más