El PAM alerta del peligro de la falta de combustible para la vida en Yemen

Publicado 30/04/2015 21:00:12CET
Entrega de alimentos en Adén (Yemen)
PAM

MADRID, 30 Abr. (EUROPA PRESS) -

El Programa Mundial de Alimentos (PAM) ha denunciado que la escasez de combustible está amenazando la vida de miles de personas atrapadas por el conflicto de Yemen, por lo que ha urgido a todas las partes implicadas que permitan el desarrollo comercial y la entrada de ayuda humanitaria en el país.

Según las últimas cifras barajadas por el PAM, 700.000 personas se encuentran en una situación de emergencia alimenticia en siete gobernaciones, entre las que se encuentran Adén y la capital, Saná. Situación que se está agravando progresivamente porque la falta de combustible impide la entrega de alimentos por las organizaciones humanitarias.

"Estamos en un punto en el que ya no podemos trasladar los alimentos desde nuestros almacenes a las personas que los necesitan desesperadamente", ha denunciado el representante del programa en Yemen, Purnima Kashyap. "Nos encontramos en un país donde la mitad de la población se encuentra en inseguridad alimentaria, lo que significa que muchas familias no saben cuál será su próxima comida", ha agregado.

En este contexto, la agencia de la ONU ha denunciado que las partes implicadas en el conflicto han deteriorado la situación de seguridad hasta tal punto que llevar alimentos a estas familias se está convirtiendo en una tarea muy complicada. Asimismo, ha contabilizado en más de 200.000 litros de combustible que necesitaría para reanudar el reparto.

"Hacemos un llamamiento a todas las partes en Yemen para que permitan el desarrollo del sector comercial y el reparto de alimentos y combustible por las organizaciones humanitarias, con el objetivo de apoyar a los millones de personas afectadas por el actual conflicto", ha apelado Kashyap.

Yemen importa casi el 90 por ciento de sus alimentos básicos del extranjero. Por ello, la casi imposibilidad de que la comida llegue desde fuera y de su transporte una vez dentro del país está dejando a millones de familias, especialmente a las más pobres y vulnerables, sin nada que llevarse a la boca.

Para leer más