Un panel del Senado de EEUU pide al FBI que investigue al expresidente del Comité Olímpico por el escándalo de abusos

Scott Blackmun, expresidente del Comité Olímpitco de EEUU
REUTERS/USA TODAY SPORTS - Archivo
Publicado 15/12/2018 6:14:35CET

WASHINGTON, 15 Dic. (Reuters/EP) -

Un panel del Senado de Estados Unidos ha asegurado este domingo que el expresidente del Comité Olímpico del país Scott Blackmun realizó "declaraciones materialmente falsas" ante un subcomité del Senado que investiga los casos de abusos sexuales y ha señalado que remitirá el asunto al FBI.

En un comunicado conjunto, el senador republicano Jerry Moran y el senador demócrata Richard Blumenthal han afirmado que han detallado la posible violación de la ley contra el expresidente del Comité Olímpico.

"Parece que el señor Blackmun ha hecho declaraciones falsas y ha engañado a nuestro subcomité, lo que perjudica a la investigación y a nuestra capacidad para desarrollar políticas", han indicado los senadores.

"Las supervivientes de los abusos han tenido que esperar más tiempo por la verdad y más tiempo por cambios para ayudar a evitar que otros sufran daños similares", han aseverado.

La medida se produce después de que un informe publicado este lunes por el bufete de abogados Ropes & Gray indicara que el Comité Olímpico de Estados Unidos (USOC, por sus siglas en inglés) no protegió a los atletas de sufrir abusos sexuales. El informe también ofrece detalles sobre la falta de medidas impuestas por altos cargos en relación con el caso del médico deportivo Larry Nassar, condenado por abusar de cientos de mujeres.

El documento, que fue encargado por el USOC, advierte de la "inacción" del exdirector ejecutivo Scott Blackmun y el exjefe de rendimiento deportivo Alan Ashley. Según el texto, ambos fueron informados de las denuncias contra Nassar por el entonces director ejecutivo de USA Gymnastics, Steve Penny, en julio de 2015.

No obstante, ninguno compartió dicha información con el resto de miembros de la organización. Nassar, que era médico de la Federación de Gimnasia (USA Gymnastics), fue condenado a 300 años de prisión después de que más de 350 mujeres declararan haber sido víctimas de abusos.

El informe también señala que decenas de niñas y mujeres jóvenes sufrieron abusos durante un año entre mediados de 2015 y septiembre de 2016, cuando salió a la luz el caso de Nassar.

Blackmun presentó su dimisión en febrero por razones médicas. Ashley, por su parte, fue despedido el lunes después de que la presidenta ejecutiva de la USOC, Sarah Hirshland, recibiera las conclusiones del informe, que califica el caso Nassar como "una manifestación de los fallos más amplios de la USAG y el USOC para adoptar políticas y procedimientos apropiados de protección infantil para garantizar una cultura de seguridad para atletas jóvenes".

De acuerdo con el documento, que incluye entrevistas con más de 100 testigos y tuvo acceso a más de 1,3 millones de documentos, Nassar encontró un ambiente que resultó propicio para sus acciones.