Publicado 11/12/2021 03:50CET

El Parlamento de los serbios de Bosnia aprueba iniciar la retirada de las instituciones comunes

Archivo - 05 March 2021, Bosnia-Herzegovina, Sarajevo: Slovenian President Borut Pahor (L), and President of Bosnia and Herzegovina Milorad Dodik (2nd L), speak at a press conference following their meeting. Photo: Nebojsa Tejic/STA/dpa
Archivo - 05 March 2021, Bosnia-Herzegovina, Sarajevo: Slovenian President Borut Pahor (L), and President of Bosnia and Herzegovina Milorad Dodik (2nd L), speak at a press conference following their meeting. Photo: Nebojsa Tejic/STA/dpa - Nebojsa Tejic/STA/dpa - Archivo

MADRID, 11 Dic. (EUROPA PRESS) -

El Parlamento de la República Srpska (la entidad serbia de Bosnia y Herzegovina) ha aprobado este viernes iniciar el proceso de retirada de las instituciones comunes con la transferencia de competencias a nivel estatal, en una medida que amenaza con avivar el conflicto.

El líder nacionalista serbio Milorad Dodik ha impulsado la medida que ha sido aprobada por el Parlamento en Banja Luka tras horas de debate con 49 votos a favor y tres en contra ya que en la sala solo estaban presentes 52 diputados debido que la oposición ha abandonado el lugar, según recoge la agencia bosnia FENA.

Así, tras un debate cargado de conflicto y ataques, se han respaldado una serie de "conclusiones" para despojar al Estado de competencias en materia de impuestos, justicia, seguridad y defensa, a pesar de la advertencia de la comunidad internacional en contra de tal medida.

Dodik ha anunciado que en seis meses iniciaría una legislación para reorganizar las zonas sobre las que el Estado central ya no tendría jurisdicción. Sin embargo, se desconoce si continuará con los planes de crear un ejército independiente para la República Srpska.

Las Fuerzas Armadas bosnias datan de 2005 cuando las fuerzas de las comunidades bosnia, croata y serbia se integraron en un solo Ejército en virtud de los acuerdos de Dayton que pusieron fin a la guerra en el país balcánico.

Bosnia atraviesa su peor crisis desde 1995, asunto que ha sido objeto de discusión este semana de los titulares de Exteriores de la OTAN. En este sentido, el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, recalcó el apoyo de la Alianza Atlántica a la soberanía e integridad territorial de Bosnia y Herzegovina, recordando su presencia desde finales de la década de los 90 y el trabajo estrecho con la UE para garantizar la estabilidad del país.

En los últimos meses las graves divisiones étnicas han provocado un bloqueo institucional, que amenaza con la desintegración del país. La parálisis responde a la disputa sobre la tipificación de negar el genocidio y los crímenes de guerra cometidos y glorificar a criminales de guerra, una práctica al alza en los últimos años por parte de mandatarios serbobosnios.

En este contexto, Dodik, partidario de la secesión de la región dominada por los serbios, ya ha avisado que la comunidad serbobosnia se retirará de todas las instituciones estatales, incluidas las Fuerzas Armadas y los principales órganos judiciales y fiscales, y formará las suyas propias.

Para leer más