El Parlamento sueco votará la próxima semana a un candidato a primer ministro

El líder del Partido Moderado de Suecia, Ulf Kristersson
REUTERS / TT NEWS AGENCY
Publicado 05/11/2018 15:50:18CET

ESTOCOLMO, 5 Nov. (Reuters/EP) -

El Parlamento sueco votará el 14 de noviembre si respalda como primer ministro al líder del Partido Moderado, Ulf Kristersson, en un intento por romper el 'impasse' político en el que vive sumido el país nórdico desde las elecciones legislativas del 9 de septiembre.

Kristersson fue el primer aspirante propuesto por el presidente del Parlamento, Andreas Norlen, tras los comicios, después de considerar que era el candidato con más opciones pese a que su Alianza había obtenido un escaño menos que el bloque de centro-izquierda encabezado por el Partido Socialdemócrata.

Las negociaciones concluyeron sin avances en el caso de Kristersson y también en un segundo intento con el primer ministro en funciones, Stefan Lofven, pero Norlen ha optado por forzar a los partidos a posicionarse de forma clara anunciando que propondrá formalmente al líder del Partido Moderado el día 12.

Dos días más tarde, los diputados deberán pronunciarse. "Ahora mismo, no hay en absoluto ninguna garantía de que Ulf Kristersson sea elegido", ha reconocido Norlen en una comparecencia ante los medios en el Parlamento, consciente de que los dos grandes bloques siguen inamovibles.

Los ultraderechistas Demócratas Suecos, 'a priori' descartados de cualquier negociación, tienen en realidad la llave del Gobierno, si bien ya han dejado claro que no apoyarán a ninguna coalición que no les permita aplicar alguna de sus políticas claves.

La Alianza conservadora tampoco tiene una postura unánime en el actual escenario y liberales y centristas se han desmarcado de Kristersson en las últimas semanas. "Votaremos no", ha confirmado el líder del Partido Liberal, Jan Bjorklund, en declaraciones a la cadena TV4.

Por su parte, la jefa del Partido Centrista, Annie Loof, ha lamentado en Facebook que los moderados hubiesen roto el diálogo con los partidos de centro-izquierda, aunque no se ha mostrado tan tajante como Bjorklund en cuanto al sentido del voto.