Publicado 01/02/2021 11:01CET

Una parte del Partido Republicano se alza contra Trump para acabar con sus "venenosas conspiraciones"

Donald Trump
Donald Trump - Europa Press

MADRID, 1 Feb. (EUROPA PRESS) -

El congresista republicano por Illinois Adam Kinzinger ha lanzado un nuevo "movimiento" dentro del partido conocido como 'Country First' con el objetivo, ha dicho, de poner fin a las "venenosas conspiraciones y mentiras" que caracterizaron la administración del expresidente Donald Trump.

"El Partido Republicano ha perdido el rumbo. Si vamos a liderar de nuevo, necesitamos reunir el valor suficiente para recordar quiénes somos", ha expresado Kinzinger en un vídeo publicado en la página web del "movimiento" 'Country First'.

Kizinger, quien también ha alertado de que el futuro del partido "está en juego", asegura no haberse sorprendido de la, a su juicio, deriva de la formación conservadora, puesto que "había estado observando la retórica que condujo a ese día", en referencia al ataque sobre el Capitolio llevado a cabo por los partidarios de Trump.

"Fue algo que sucede en una nación fallida o en una república bananera; no en la nación más grande que el mundo ha conocido", ha enfatizado. "Tenemos que hacer algunas cosas difíciles, pero después de todo, en la historia se destaca por momentos como estos".

La campaña de Kinzinger supone el siguiente paso de una facción del Partido Republicano descontento con la deriva que ha tomado la formación tras cuatro años de Donald Trump al frente de la Casa Blanca.

El representante por Illinois fue uno de los diez que se saltó la disciplina de partido votando a favor del 'impeachment' contra Trump lanzado por los demócrata e en la Cámara hace un mes.

En una reciente entrevista para la cadena CNN, Kizinger ha puesto en duda su futuro dentro del partido, después de que algunos de sus compañeros hayan recibido presiones por parte de la cúpula tras su apoyo a la propuesta demócrata de enjuiciar a Trump por "insurrección" y "alentar los disturbios" del pasado 6 de enero.

"Lo hice sabiendo muy bien que podría ser muy perjudicial para mi carrera", aseguró en aquella ocasión, coincidiendo con las críticas que la congresista republicana por Wyoming, Liz Cheney, la tercera de mayor rango dentro del Partido Republicano en la Cámara de Representantes, recibió por parte de algunos compañeros, quienes le exigían su renuncia tras apoyar el 'impeachment'.

PUESTA EN MARCHA DEL JUICIO POLÍTICO

La Cámara de Representantes de Estados Unidos, de amplia mayoría demócrata, aprobó el pasado 13 de enero iniciar un 'impeachment' contra Donald Trump, en una votación en la que hasta diez republicanos dieron su apoyo.

Sin embargo, la escasa mayoría de la que dispone el Partido Demócrata en el Senado --sólo puede alcanzarse con el voto de desempate de la vicepresidenta, Kamala Harris-- les obliga a contar con al menos el apoyo de 17 senadores republicanos para que la iniciativa del 'impeachment' pueda salir adelante.

Trump se convertirá en el primer presidente de Estados Unidos en ser sometido a dos procesos de este tipo después de que en febrero de 2020 fuera absuelto tras ser acusado de abuso de poder y obstrucción al Congreso por presionar a dirigentes de Ucrania para que investigaran a Joe Biden y a su hijo Hunter por sus actividades empresariales.

Para leer más