Actualizado 14/06/2021 21:13 CET

El partido de Fujimori considera "absurdo" no poder presentar alegaciones contra los resultados fuera de plazo

Keiko Fujimori, candidata presidencial de Fuerza Popular
Keiko Fujimori, candidata presidencial de Fuerza Popular - RICARDO MOREIRA/GETTY IMAGES

Perú Libre apela a una "reconciliación urgente" para lo que se necesita que "los líderes políticos se sienten a conversar"

MADRID, 14 (EUROPA PRESS)

Desde Fuerza Popular, el partido de la candidata Keiko Fujimori a la Presidencia de Perú, consideran "absurdo" y "descabellado" que el Jurado Nacional de Elecciones (JNE) no admita a trámite las alegaciones fuera de plazo presentadas contra algunas de las actas de votación, pues entienden que los procedimientos "no se pueden anteponer a los derechos fundamentales".

El portavoz de la formación, Miguel Torres, ha valorado que las directrices expuestas por el JNE para no tramitar algunas de las impugnaciones presentadas "son contrarias a la lógica, a la naturaleza y a la ley", por lo que "no pueden ser aplicadas", ha asegurado en un diálogo para la emisora RPP.

"Lo que existe es una directriz de parte del Jurado Nacional de Elecciones, que es una norma de rango muy inferior donde se establece que haciendo una interpretación se tendrían tres días. Esas directrices cuando son contrarias a la lógica, a la naturaleza, a la ley propia no pueden ser aplicadas", cuenta.

"Consideran que el derecho más importante, el derecho a un sufragio transparente, tiene que estar sobrepuesto a cualquier tipo de requisito procedimental", ha protestado.

El pasado viernes el JNE informó a través de su presidente, Jorge Salas Arena, de que no ampliaría el plazo para presentar peticiones para anular actas de votación, habiendo sido el miércoles el último día para exponer alegatos.

Sin embargo, Fuerza Popular ha insistido en las últimas horas en que sean estudiadas todas sus alegaciones, incluidas diez que se presentaron hasta dos días después del plazo marcado y las cuales no serán estudiadas.

Torres incluso ha solicitado que sea el Registro Nacional de Identificación y Estado Civil (Reniec), un organismo autónomo del Estado peruano, el que se encargue de verificar las firmas de las actas electorales que han sido puestas en duda, pues "los propios miembros del Jurado Electorales Especiales (JEE) no pueden definir si son o no son" correctas.

En total, la formación que lidera Fujimori ha presentado más de 700 peticiones de nulidad, que cuestionan la validez de unos 200.000 votos, en un momento en el que con la totalidad de las actas escrutadas y el 99,93 contabilizadas, la diferencia entre Pedro Castillo --50,14 por ciento-- y Fujimori --49,86 por ciento-- se ha reducido a unos 49.500 votos.

Por su parte, la congresista y portavoz de Perú Libre, Betsy Chávez, ha hecho un llamado a la calma en medio de la creciente tensión que vive el país, mientras ha apelado a una "reconciliación urgente" en el país, para lo que es necesario que "los líderes políticos se sienten a conversar".

A la salida de la casa de Pedro Castillo y en declaraciones a la prensa, Chávez ha indicado que han visto "con suma preocupación las protestas" y que la reconciliación "no solamente quede en pliegos de reclamos, en pronunciamientos o comunicados".

"Nosotros pensábamos que después del 6 de junio iba a perdurar este talante democrático, no es todavía la figura y nosotros vamos a hacer todos los esfuerzos", ha precisado la portavoz, tras insistir en trabajar para "lograr la calma en todo el país".

En concreto, además, se ha dirigido a Fujimori para pedirle que "acepte los resultados y podamos construir el país", ya que "no es posible que el país esté dividido en fujimorismo y antifujimorismo por siempre", ya que "cansa y agota".

Por último, ha señalado que "es lamentable que ahora quieran que algunos votos valgan más que otros", para lamentar que "en más de 20 años ninguno de los gobernantes ha tenido la capacidad de diálogo para decirle al país que somos uno solo".

Una semana después de que se celebrara la segunda vuelta de las elecciones generales de Perú, el país continúa sin saber quién será su nuevo presidente, alargando así un poco más tensión política con la candidatura de Pedro Castillo alertando de manejos entre bambalinas para impedir que su líder sea el nuevo inquilino de Casa Pizarro, el primero de izquierdas en los últimos 20 años.

Para leer más