El Partido de los Trabajadores de Argelia tilda de "infundadas" las acusaciones contra su secretaria general

Argelia.- Destituido en Argelia el secretario general de la Presidencia, considerado cercano a Buteflika
Algerians protest against regime - Archivo
Publicado 15/05/2019 17:24:07CET

MADRID, 15 May. (EUROPA PRESS) -

El Partido de los Trabajadores de Argelia ha tildado este miércoles de "infundadas" las acusaciones contra su secretaria general, Louise Hanune, detenida el 9 de mayo después de comparecer como testigo ante un tribunal militar.

Hanune había sido citada a declarar ante el tribunal militar de Blida, en el marco de una investigación contra los antiguos jefes de los servicios secretos de Argelia Mohamed Medién y Athmane Tartag, así como contra el hermano pequeño del expresidente Abdelaziz Buteflika, Said Buteflika.

Tanto Medién, alias 'Tufik', como Tartag, 'Bachir', y Said Buteflika fueron acusados de "atentado contra la autoridad del Ejército" y "complot contra la autoridad del Estado".

Budyemaa Ghechir, uno de los abogados de la defensa, confirmó el lunes que Hanune está siendo investigada en el mismo caso que Medién, Tartag y Said Buteflika.

En respuesta, el PT ha denunciado "una criminalización de la acción política" y "un ataque violento contra la democracia, el pluralismo y la mayoría del pueblo argelino", según ha informado el diario local 'Tout sur l'Algerie'.

Así, ha recalcado que "se trata de una etapa peligrosa que inaugura una nueva era portadora de todas las derivas y patinazos (políticos)", al tiempo que ha subrayado su respaldo total a la "revolución popular".

En este sentido, ha dado las gracias a los manifestantes que han salido a las calles en los últimos días para reclamar un cambio en el sistema político del país y solicitar además la liberación de Hanune.

Tras la detención de Hanune, el PT habló de "deriva gravísima" por parte de las autoridades interinas y resaltó que "todos los argelinos saben que el PT ha luchado desde su fundación en 1990 (...) para lograr una democracia real".

"Nunca se ha desviado de esta línea de su política", subrayó, al tiempo que recordó que ha apoyado las manifestaciones contra Buteflika y "se ha pronunciado contra todas las maniobras destinadas a convertir la revolución popular (...) en una pretendida transición".

"Se trata de una medida contra el pueblo argelino y su movilización revolucionaria desde el 22 de febrero de 2019", manifestó, antes de pedir a la población "que se oponga a este acto antidemocrático dirigido contra la revolución".

La salida de Buteflika del poder no ha calmado a los manifestantes, que ahora exigen el desmantelamiento de toda una élite gobernante arraigada durante décadas, un cambio hacia una mayor democracia y una represión contra la corrupción sistémica y el clientelismo.

Contador

Para leer más