Paul Biya, el gran ausente del diálogo nacional para resolver la crisis anglófona en Camerún

Publicado 26/09/2019 18:39:49CET
Paul Biya
Paul Biya - PRESIDENCIA DE CAMERÚN - Archivo

Sí que está prevista la asistencia de líderes de grupos separatistas armados

MADRID, 26 Sep. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Camerún, Paul Biya, no participará a priori en el diálogo nacional que ha convocado para el próximo lunes con vistas a resolver la crisis en la que viven inmersas las dos regiones anglófonas del país, pero sí estarán presentes algunos dirigentes separatistas.

Biya convocó el diálogo, que estará presidido por el primer ministro, Joseph Dion Ngute, en un mensaje a la nación el pasado 10 de septiembre, si bien dejó claro que en ningún caso se abordaría la secesión de estas dos regiones, que el 1 de octubre de 2017 proclamaron unilateralmente su independencia bajo el nombre de Ambazonia.

El Gobierno camerunés ha dado a conocer este jueves la agenda del encuentro, que tendrá lugar entre el 30 de septiembre y el 4 de octubre en el Palacio de Congresos de Yaoundé, y en él no figura en ninguna de las sesiones la presencia del veterano mandatario, en el poder desde 1982.

Sí que está prevista sin embargo la participación de líderes de grupos separatistas armados, según informa el diario 'Journal du Cameroun', que aclara que los líderes políticos que promovieron la independencia y están encarcelados no estarán presentes. El primer 'presidente' de Ambazania Julius Ayuk Tabe y otros líderes separatistas fueron condenados a cadena perpetua por un tribunal militar de Yaoundé por varios delitos incluidos los de secesión y terrorismo a finales de agosto.

De acuerdo con el citado medio, Lucas Ayaba Cho, comandante de la Fuerza de Defensa de Ambazonia (ADF, por sus siglas en inglés) y Chris Anu, líder de los Dragones Rojos y portavoz de Ambazonia, han sido invitados al diálogo, al igual que Samuel Sako Ikome, actual presidente interino de Ambazonia. Sobre algunos de ellos, ha recordado el diario, pesan órdenes internacionales de arresto presentadas por el Estado en junio de 2018.

Además, el portavoz del diálogo nacional, George Ewane, ha anunciado que se constituirán al menos ocho comisiones con el fin de "examinar todas las cuestiones identificadas como susceptibles de promover el retorno de la paz a las regiones anglófonas".

Estas comisiones abordarán, según el portal ActuCameroun, bilingüismo; diversidad cultural y cohesión social; sistema educativo; justicia; reconstrucción y desarrollo; descentralización y desarrollo local; desarme, desmovilización y reinserción; y diáspora.

Al frente de estas comisiones, ha explicado el portavoz, habrá personas de todos los ámbitos de la sociedad y en ellas participarán parlamentarios, políticos, intelectuales, empresarios y líderes tradicionales, además de la diáspora y representantes de las fuerzas de seguridad y defensa.

Por otra parte, aún no está clara la participación de la oposición. El principal partido opositor, el Frente Social Democrático (SDF), trasladó hace dos semanas al Gobierno sus condiciones, que pasan por un alto el fuego y una amnistía. La formación que lidera John Fru Ndi también sostuvo que este no puede ser presidido por el primer ministro y pidió un papel central para los anglófonos.

En cuanto al Movimiento para el Renacimiento de Camerún (MRC), otra de las principales formaciones opositoras, ha dicho que no participará si su líder Maurice Kamto, segundo en las presidenciales de 2018 cuyo resultado no acepta y que se encuentra encarcelado, no es puesto en libertad previamente.

LA CRISIS EN LA PARTE ANGLÓFONA

Lo que en 2016 empezaron siendo protestas pacíficas de los habitantes de estas regiones, otrora colonias británicas pero que decidieron unirse al Camerún francés, por su supuesta marginación por parte del Gobierno central, derivó en una dura represión a raíz de la autoproclamación de la independencia de Ambazonia el 1 de octubre de 2017.

Desde entonces, los grupos armados han proliferado y el apoyo a los separatistas, hasta entonces bastante marginal, se ha visto acrecentado. El Gobierno ha respondido mediante una dura represión, durante la que las organizaciones de Derechos Humanos, han acusado a las fuerzas de seguridad de cometer atrocidades.

Biya anunció en un mensaje a la nación el 10 de septiembre "un gran diálogo nacional que nos permitirá, en el marco de la Constitución, analizar la forma de responder a las profundas aspiraciones de la población de las regiones Noroeste y Suroeste". No obstante, dejó claro que "el futuro" de los anglófonos "se encuentra en el seno de nuestra República".

Contador

Para leer más