Actualizado 19/11/2007 23:11 CET

P.Bajos.- La Policía holandesa detiene a uno de los fugitivos británicos más buscados

LA HAYA, 19 Nov. (EP/AP) -

La Policía holandesa informó hoy de que el pasado viernes detuvo a uno de los fugitivos británicos más buscados, James Hurley, de 45 años de edad, condenado por asesinato y robo de armas, perseguido durante más de 13 años.

La detención la realizaron en un domicilio de La Haya detectives que investigaban una posible plantación de cannabis, informó la Policía local en un comunicado. La Policía holandesa debe contactar aún con su homóloga británica para establecer si el detenido será extraditado a Reino Unido y cuándo.

Hurley fue condenado en 1989 a cadena perpetua por los delitos de asesinato, robo de armas y delitos de armas de fuego, por su implicación en el atraco a una furgoneta de seguridad en la que la agente Francis Mason recibió un disparo mortal, de acuerdo a la página web de la Policía Metropolitana.

Durante un traslado de cárcel en febrero de 1994, Hurley escapó y desde entonces estaba huido. El inspector jefe de la Policía de Mason, Paul Maghie, aseguró en un comunicado que habías perseguido a Hurley de manera "implacable" durante años, por lo que querían aprovechar esta oportunidad para comunicar su "sincera gratitud" a la Policía holandesa.

Los agentes detuvieron a Hurley cuando encontraron a éste a otro hombre angloparlante --cuya identidad no ha sido difundida-- cuando iban a investigar una casa que contaba con una cuenta de electricidad inusualmente alta, lo que puede ser un indicio de cultivos clandestinos de cannabis.

La Policía no encontró cannabis en el interior del domicilio pero sí halló una "gran cantidad de drogas duras", informaron las autoridades en un comunicado.