Peres afirma que Irán está en "guerra abierta" con Israel

Actualizado 24/07/2012 10:41:33 CET

MADRID, 24 Jul. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Israel, Simon Peres, ha afirmado este lunes en una entrevista concedida a la cadena de televisión estadounidense CNN que Irán está en "guerra abierta" con Israel y ha dicho que se actuará para evitar nuevos ataques.

Las declaraciones de Peres se han producido tras el atentado terrorista perpetrado el miércoles contra un autobús turístico en el aeropuerto de la localidad búlgara de Burgas. El Gobierno israelí ha apuntado a Teherán y al partido-milicia chií libanés Hezbolá como responsables del mismo, aunque ambos han negado su participación en el ataque.

Así, Peres ha dicho que Israel tiene "suficiente" datos de Inteligencia para vincular el ataque a Irán y Hezbolá, al tiempo que ha agregado que cree que se están planeando nuevos ataques en el marco de lo que ha llamado "una guerra abierta contra Israel".

Hasta el momento, las investigaciones en torno al atentado se centran en torno a la participación en el mismo de Irán y Hezbolá, aunque también contemplan la posibilidad de que fuera ejecutado por la organización terrorista Al Qaeda o por extremistas turcos.

Preguntado sobre su valoración sobre si el atentado de Burgas podría ser una respuesta al asesinato de científicos nucleares iraníes, de los que Teherán culpa a Tel Aviv, el mandatario ha dicho que Israel nunca ha reclamado la autoría de dichos ataques. Por otra parte, ha recalcado que su país tiene derecho a evitar el asesinato de sus ciudadanos.

"No tenemos una iniciativa de terror. No lo hacemos, pero la autodefensa es el derecho y el deber de todo el mundo", ha argumentado. Así, ha puntualizado que la política israelí es de "prevención", más que de "respuesta".

"Si tienes suficiente información sobre una persona que es como un temporizador que puede detonar la bomba y poner en peligro la vida de los civiles, hay que evitar que lo haga", ha añadido. En este sentido, ha recordado que hay informes que apuntan a la muerte de 3.000 personas en ataques ejecutados por aviones no tripulados ('drones') estadounidenses contra enclaves terroristas.

ARMAS QUÍMICAS SIRIAS

Por otra parte, el mandatario israelí ha asegurado que Tel Aviv actuará para asegurar que las armas químicas de Siria no suponen un peligro para el Estado. "El uso de armas químicas está prohibido internacionalmente. ¿Qué haces cuando alguien viola la ley? Luchas contra él, le detienes", ha argumentado Peres.

El Gobierno sirio ha afirmado este lunes, a través del portavoz del Ministerio de Exteriores, que no utilizará las armas químicas que posee a menos que se produzca una "agresión externa" contra el país y ha asegurado que ese material está almacenado en lugares protegidos y vigilados por el Ejército.

"Siria ha de ser consciente de que lo que hace va contra el Derecho Internacional y pone en peligro nuestras vidas, por lo que no permaneceremos indiferentes ni les diremos: 'Haced lo que queráis'", ha agregado el mandatario israelí.

Preguntado sobre la acción que llevaría a cabo Israel en caso de que la amenaza sea real, Peres ha apuntado que Tel Avivi "tiene bastante experiencia a la hora de descubrir los peligros antes de tiempo". "Nuestros ojos están atentos y alerta. Estos seguro de que lo sabremos antes de tiempo", ha dicho.

Por otra parte, Peres ha dicho que Israel no va a prestar ayuda a los sirios que buscan refugio en el país. "Si quieren escapar, primero han de presentar una solicitud, pedir permiso. Ninguno de ellos lo ha hecho y no creo que ninguno vaya a hacerlo", ha valorado.

Preguntado sobre si se disparará contra aquellos refugiados que intenten entrar al país sin permiso, el presidente israelí ha destacado que "se evitará (su entrada), pero no se recurrirá directamente al arma". "Hay otros medios, pero debemos prevenirlo, ya que sería una doble tragedia para nosotros. Habría más personas sin techo y tendríamos menos defensas", ha argüido.

En cualquier caso, ha especificado que si los refugiados "vienen por la fuerza, se les detendrá por la fuerza". "Si vienen sin imponer la fuerza, les detendremos de la forma en que lo hace cualquier país que defiende su frontera y sus medios civiles", ha remachado.

Israel ha firmado y ratificado la Convención sobre el Estatuto de los Refugiados de 1951. Además, el Derecho Humanitario requiere al país respetar el principio de "no devolución", que prohíbe a los países mandar a los refugiados de vuelta a un país donde su vida y su libertad estén en peligro.