28 de febrero de 2020
 
Actualizado 17/12/2008 12:51:37 CET

El periodista del 'zapatazo' rechaza la defensa de uno de los abogados de Sadam Husein

MADRID, 17 Dic. (EUROPA PRESS) -

Muntadher al Zaidi, el periodista iraquí que insultó y lanzó sus zapatos contra el presidente de Estados Unidos, George W. Bush, ha rechazado ser defendido por Jalil al Dulaimi, uno de los abogados del ex dictador Sadam Husein, o por cualquier letrado árabe, y ha solicitado que su caso lo lleve un abogado iraquí.

Según informó a la agencia 'Aswat al Irak' el portavoz del Consejo Superior Judicial iraquí, Abdul Satar Birqadr, de ser condenado, Al Zaidi "pasará entre siete y diez años entre rejas". El periodista compareció ayer ante un juez y admitió el cargo de "agresión contra un presidente" que se le atribuye.

"A la sesión asistió su abogado y el fiscal general, y Al Zaidi rechazó dejar que el abogado de Sadam o abogados árabes le defiendan", explicó Birqadr, quien añadió que el reportero ha pedido un letrado de nacionalidad iraquí.

Tras la vista judicial, el tribunal decidió mantener al periodista bajo custodia y, después de que el juez complete su investigación, podría enviarle a juicio en virtud de la cláusula del Código Penal iraquí que estipula un delito el intentar asesinar a presidentes iraquíes o extranjeros.

Pero su familia denunció ayer que Al Zaidi, de 28 años, ha sufrido malos tratos en prisión desde que fuera detenido el pasado domingo, tras la rueda de prensa en que lanzó sus zapatos contra Bush, al que también llamó "perro". Según la versión de sus hermanos, el periodista tiene una mano y varias costillas rotas así como una hemorragia interna y una herida en un ojo por una paliza.

Además, señalaron que su hermano se encuentra en un hospital en la fortificada Zona Verde de Bagdad. "Todo lo que sabemos es que fuimos contactados ayer por una persona --le conocemos-- y nos dijo que Muntazer fue trasladado ayer al hospital Avicena", explicó. "Estaba herido en la cabeza porque fue golpeado con la culata de un fusil y uno de sus brazos está roto", precisó.

Al Zaidi trabajaba para la televisión independiente egipcia Al Boghdadiya desde la invasión de Irak en marzo de 2003. Hace dos años fue secuestrado por unos desconocidos en el centro de Bagdad y asegura que le golpearon y que sólo querían información sobre su trabajo. Al Zaidi es considerado uno de los periodistas más críticos con las tropas estadounidenses y, según 'Aswat al Irak', ha escrito numerosos artículos denunciando la presencia norteamericana.