Perry se lanza a la carrera presidencial de EEUU hablando sobre inmigración

Publicado 05/06/2015 9:21:24CET
REUTERS

WASHINGTON, 5 Jun. (EUROPA PRESS) -

El exgobernador de Texas Rick Perry ha presentado de forma oficial en la localidad de Addison (Texas) su candidatura a las primarias del Partido Republicano para tratar de llegar a la Casa Blanca en 2016, algo que ya intentó sin éxito hace cuatro años, cuando Mitt Romney logró la candidatura final.

En esta acto, el candidato republicano ha centrado buena parte de su discurso sobre inmigración y ha prometido "reforzar la seguridad en la frontera" si llega a ser presidente de los Estados Unidos. Perry apuesta por "cortar el flujo de inmigrantes indocumentados" entre Estados Unidos y México por la frontera "antes de aprobar una reforma migratoria".

De alguna forma, el republicano busca exportar el modelo de Gobierno que impuso en Texas al resto del país, prestando especial atención a la frontera. En julio del pasado año, coincidiendo con la llegada de menores no acompañados --mayoritariamente centroamericanos-- a Estados Unidos, el entonces gobernador no dudó en enviar a la Guardia Nacional para tratar de frenar esta crisis.

Durante su discurso, junto a un avión en el que se podía leer 'Perry for President', el republicano ha prometido "proteger la fortaleza de Estados Unidos, para permitir que la economía vuelva a funcionar" y ha insistido en la necesidad de un cambio respecto a las políticas impulsadas por el presidente Barack Obama.

En este sentido, pese a no dar detalles de su programa, Perry ha prometido que, además de fortalecer la economía, devolverá poder a los estados y reducirá las regulaciones federales, tal y como informa la cadena estadounidense Univision.

Por otra parte, ha apostado por "asegurar la energía para Estados Unidos" y, para ello, ha apoyado la aprobación del oleoducto XL, en contra de los pasos dados por Obama, quien sostiene que hay que evaluar con mayor detenimiento los posibles efectos para el medio ambiente de llevar a cabo una obra de esas características, con la que pretenden transportar crudo desde Canadá hasta el sur de Estados Unidos.

El exgobernador, que abandonó su puesto en Texas en enero de este año, se presentó para la campaña de 2012 como uno de los favoritos pero poco a poco fue perdiendo terreno con respecto a Romney. Uno de sus peores momentos llegó durante un debate en el que no pudo recordar el nombre de una de las tres agencias federales que quería abolir si llegaba a presidente.

Para leer más