Publicado 29/06/2021 12:18CET

Picardo aboga por dar a Bruselas "el tiempo que haga falta" para plantear las relaciones UE-Gibraltar

Archivo - El ministro principal de Gibraltar, Fabian Picardo.
Archivo - El ministro principal de Gibraltar, Fabian Picardo. - GOBIERNO DE GIBRALTAR - Archivo

Esgrime que el plazo de finales de junio era "indicativo" y rechaza poner un ultimátum

MADRID, 29 Jun. (EUROPA PRESS) -

El ministro principal de Gibraltar, Fabian Picardo, ha restado importancia al fin del plazo que España y Reino Unido se habían dado para avanzar en un tratado dentro de la UE que consolidase las relaciones futuras y se ha mostrado partidario de dar a la Comisión Europea "el tiempo que haga falta" para plantear el futuro texto y, por extensión, la "certeza legal".

El "acuerdo de Nochevieja" pactado 'in extremis' en "el tiempo de descuento" de 2020, no solo dejaba temas por desarrollar a la espera de que fuese ampliado por la UE, sino que concedía al Ejecutivo comunitario seis meses de plazo para negociación presentar un mandato de negociación que acepten los Veintisiete e iniciar entonces la negociación con Reino Unido.

Picardo ha reconocido este martes en un encuentro organizado por el Club Siglo XXI que él no era partidario de establecer plazo alguno y que, en cualquier caso, lo que figura por escrito es solo una "fecha indicativa". Así, defiende dar a la Comisión "el tiempo que le haga falta" para futuras negociaciones, consciente también de que hay otros frentes abiertos.

No en vano, Bruselas tiene un expediente abierto contra Londres por violar los acuerdos del Brexit y en estas últimas semanas la tensión ha aumentado a cuenta de los cambios que quiere introducir de forma unilateral la parte británica en relación a Irlanda del Norte.

Picardo ha apuntado que Gibraltar no es Irlanda del Norte, ya que esta última comparte unos 500 kilómetros de frontera con Irlanda y el Peñón "dos carriles" para el paso de vehículos, asumiendo por tanto que el tema puede no ser la prioridad en estos momentos y que tarde o temprano terminará llegando el tratado.

"No puede ser un periodo indefinido, pero no podemos poner un plazo fijo", ha esgrimido Picardo, que confía en poder aprovechar las "grandes oportunidades" que, a su juicio, representa el preacuerdo tras un Brexit que los gibraltareños rechazaron por abrumadora mayoría hace ya cinco años.

AGRADECE EL "TALANTE POSITIVO" DE ESPAÑA

Picardo ha admitido que el Brexit fue un "varapalo" para un territorio que tiene "ánimo europeísta" y que aspira a no romper del todo los lazos con el continente del que es "parte geográfica", por ejemplo permaneciendo en la zona Schengen que permite la libertad de movimiento, aspecto clave para el paso continuado a través de la Verja.

El dirigente gibraltareño ha agradecido el "talante positivo" del Gobierno español desde la salida de José Manuel García Margallo de la cartera de Exteriores y ha apostado por "la vía del diálogo y el entendimiento" entre todas las partes en aras de la "prosperidad compartida".

"El diálogo no humilla a quienes lo practican", sino que "es esencial para la convivencia", ha añadido Picardo, defensor de "sumar activos" para conformar "una de las zonas más prosperas" de España. A su juicio, "el conflicto, el desencuentro y el desempleo puede ser el pasado", en un mensaje que hace extensible al Campo de Gibraltar.

"Lo que es bueno para Gibraltar es bueno para España y, en particular, para esa parte tan castigada que es el Campo de Gibraltar" ha dicho Picardo, que incluso ha planteado la posibilidad de relanzar la colaboración a ambos lados de la Verja para apostar por nuevas sinergias, aprovechando infaestructuras y vendiéndose como una especie de marca conjunta para futuras inversiones.

"LA CHINA EN EL ZAPATO"

El acto ha estado presentado por el embajador de Reino Unido en España, Hugh Elliot, quien ha recalcado la "cercana e histórica" relación entre británicos y españoles, en la que tradicionalmente Gibraltar ha sido "la china en el zapato". Aunque ha asumido que es "obvio" que discrepan en temas como la soberanía, ha destacado los puntos en común.

Elliot ha señalado que Reino Unido está "listo" para pasar a la siguiente fase "una vez que la Unión Europea esté preparada", confiado en que puede haber un escenario en el que "todos pueden ganar". Ha coincidido con Picardo en que el objetivo es garantizar la prosperidad para Gibraltar y la región colindante.