La Policía alemana busca a exmiembros de la Fracción del Ejército Rojo por sospecha de robo

Actualizado 13/11/2017 18:08:33 CET

BERLÍN, 13 Nov. (Reuters/EP) -

La Policía alemana ha publicado este lunes varios vídeos que muestran un robo armado en el norte de Alemania en el que participan tres antiguos miembros de la Fracción del Ejército Rojo (RAF) y ha pedido ayuda a la población para localizarlos.

Se trata de dos hombres y una mujer de edades comprendidas entre los 49 y los 63 años, los cuales han permanecido como fugitivos durante más de 25 años. Las autoridades creen que desde 2011 han estado involucrados en robos de cantidades de más de 370.000 euros en supermercados y transferencias de dinero en tiendas.

Los vídeos que ha presentado la Policía, captados por una cámara de seguridad en julio de 2016, muestran a dos hombres con el rostro cubierto caminando por un supermercado del centro de Hildesheim y amenazando con un arma a uno de los empleados, al que fuerzan a entrar en una habitación.

El otro de los vídeos enseña a estos hombres mientras esperaban el autobús en Osnabrück, en el estado de Baja Sajonia. Llevan consigo unas mochilas abultadas.

Agentes de la Policía alemana han visitado a más de 4.000 vendedores de coches para poder seguir la pista a los sospechosos, que compraron coches baratos semanas después de cometer los robos. Se ha ofrecido una recompensa de 80.000 euros a quien aporte alguna información importante sobre ellos.

Se sospecha que la RAF, milicia de izquierdas radical que tiene su origen en las protestas estudiantiles de finales de los 60, ha matado a 34 personas entre 1972 y 1991. El grupo se disolvió formalmente en 1998 y muchos de sus miembros volvieron a su vida normal.

Los secuestros de la RAF coparon las portadas de todo el mundo en 1977, cuando secuestraron y mataron al dirigente empresarial Hanns Martin Schleyer. Esperaban asegurarse así de que pusieran en libertad a sus compañeros de guerrilla, que estaban en una prisión de alta seguridad en Stuttgart.

Las autoridades germanas dijeron ya hace 20 años que creían que la mayoría de los miembros de la RAF o bien vivían su vida cotidiana o bien estaban en muertos o en prisión.