La Policía lanza gases lacrimógenos para dispersar a manifestantes en tres zonas distintas de Hong Kong

Actualizado 12/11/2019 12:37:26 CET
Hong Kong tras las manifestaciones del lunes en el distrito centro
Hong Kong tras las manifestaciones del lunes en el distrito centro - Daniel William McKnight

Los agentes cargan para disolver las protestas en dos zonas universitarias y en el distrito centro

HONG KONG, 12 Nov. (Reuters/EP) 

La Policía de Hong Kong ha lanzado este martes gases lacrimógenos para dispersar a los manifestantes antigubernamentales concentrados en el distrito financiero de la ciudad y en dos campus universitarios de la antigua colonia británica.

Las cargas de los agentes llegan un día después de que un policía disparara a quemarropa contra un manifestante y después de que a un hombre le rociaran con petróleo y le prendieran fuego, en el marco de una de las mayores olas de violencia en Hong Kong.

Una marcha de cerca de 1.000 personas, muchas de ellas vestidas con trajes de oficina y con máscaras, ha recorrido por segundo día el distrito centro de Hong Kong durante la hora del almuerzo, bloqueando varias de las carreteras junto a los mayores rascacielos y las propiedades más caras de la ciudad.

Tras dispersarse los manifestantes, la Policía ha lanzado gases contra los que quedaban concentrados en la estrecha calle Pedder y ha detenido a más de una decena de ellos.

La Policía ha desplegado furgones en la zona y los oficiales se han posicionado frente a los manifestantes justo una hora antes de que los trabajadores del distrito abandonaran sus puestos de trabajo al término de su jornada laboral.

"Nuestra sociedad ha sido llevada al umbral de una ruptura total", ha dicho un portavoz de la Policía, en una comparecencia con periodistas, en referencia a las dos últimas jornadas de violencia. El portavoz policial ha señalado que el hombre al que le prendieron fuego sigue en estado crítico y ha reclamado información sobre el responsable de este ataque.

La Policía lanzó el lunes gases lacrimógenos en el distrito centro de Hong Kong, donde algunos manifestantes habían bloqueado varias calles en las que hay sedes de bancos y joyerías. La mayoría de los establecimiento han decidido cerrar sus puertas este martes.

La tensión se ha rebajado cuando el almuerzo ha terminado pero algunos manifestantes han utilizado un autobús de dos pisos para bloquear una carretera clave que va desde el puerto hasta el centro de la ciudad.

La Policía también han empleado gases lacrimógenos para dispersar a manifestantes en la ciudad universitaria en Kowloon Tong, bajo la colina Lion Rock, y en la Universidad de China, al otro lado de la montaña, donde los manifestantes han lanzado cócteles molotov y ladrillos contra la Policía.

Los manifestantes concentrados en la ciudad universitaria han acumulado ladrillos y cócteles molotov en los puentes y en otras vías de acceso, colocando pequeños dispositivos con clavos para pinchar los neumáticos de los vehículos que quieran acceder a la zona.

La universidad ha denunciado que algunas personas han entrado en un almacén y se han llevado arcos, flechas y javalinas pero luego ese material ha sido recuperado. "Es de locos que la Policía lleven lanzando gases lacrimógenos más de 20 minutos. Si no entran, no nos hubiéramos enfrentado a ellos. Es nuestra escuela. Tenemos que proteger nuestro hogar", ha explicado a Reuters Candy, una estudiante de 20 años.

La jefa del Ejecutivo regional de Hong Kong, Carrie Lam, ha denunciado que los manifestantes están siendo extremadamente egoístas y ha confiado en que las escuelas y las universidades emplacen a los estudiantes a no participar en las movilizaciones contra el Ejecutivo.

El lunes, las autoridades de Hong Kong arrestaron a más de 260 personas, según ha contado la Policía, lo que eleva a más de 3.000 detenidos el balance desde que las protestas aumentaron su intensidad en junio.

Este martes, el portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores chino, Geng Shuang, ha hecho un llamamiento a Reino Unido y a Estados Unidos para que no interfieran en los asuntos internos de su país. "El Gobierno central apoya firmemente al Gobierno (de Hong Kong) en su aplicación de las políticas de acuerdo con la legislación, respaldando a la Policía de Hong Kong en la imposición de la ley, manteniendo el orden social y protegiendo la seguridad de los ciudadanos", ha dicho Geng, en una rueda de prensa en la sede de su departamento en Pekín.

"Los temas de Hong Kong son asuntos básicamente internos de China que no permite interferencias extranjeras. Emplazamos a Estados Unidos, Reino Unido y a otros países que respeten en serio la soberanía de China", ha afirmado el portavoz de Exteriores. China tiene un contingente de hasta 12.000 militares en Hong Kong para proteger los acuartelamientos militares frente a los manifestantes.

https://img.europapress.es/fotoweb/fotonoticia_20191112112426-1911864699_640.jpg

Office workers stand behind umbrellas as they attend a flash mob anti-government protest after police fired tear gas at the financial Central district in Hong Kong - REUTERS/ /Tyrone Siu

https://img.europapress.es/fotoweb/fotonoticia_20191112112426-1911864689_640.jpg

Office workers stand behind umbrellas as they attend a flash mob anti-government protest after police fired tear gas at the financial Central district in Hong Kong - REUTERS/ /Tyrone Siu

https://img.europapress.es/fotoweb/fotonoticia_20191112112426-1911864679_640.jpg

 Disturbios durante las potestas en hong Kong - REUTERS 

https://img.europapress.es/fotoweb/fotonoticia_20191112112426-1911864669_640.jpg

 Disturbios durante las potestas en hong Kong - REUTERS 

https://img.europapress.es/fotoweb/fotonoticia_20191112054249-1911864569_640.jpg

 Disturbios durante las potestas en hong Kong - REUTERS 

https://img.europapress.es/fotoweb/fotonoticia_20191112054249-1911864549_640.jpg

 Disturbios durante las potestas en hong Kong - REUTERS https://img.europapress.es/fotoweb/fotonoticia_20191112054249-1911864539_640.jpg

 Disturbios durante las potestas en hong Kong - REUTERS 

Contador

Para leer más