Publicado 27/09/2016 19:14CET

La Policía de Zimbabue lanza gas lacrimógeno para echar a los vendedores ambulantes de las calles de Harare

Varios ciudadanos huyen del gas lacrimógeno lanzado por la Policía en Harare.
REUTERS

HARARE, 27 Sep. (Reuters/EP) -

La Policía de Zimbabue ha utilizado este martes cañones de agua y gas lacrimógeno contra un grupo de vendedores ambulantes que se resistían a retirarse de las calles de Harare, la capital, en el marco de una serie de manifestaciones contra el presidente, Robert Mugabe, que lleva en el poder 36 años.

El Ejército se ha unido a las fuerzas de seguridad municipales para frenar a los vendedores ambulantes, que han arrojado piedras contra los agentes. La tasa de desempleo en Zimbabue, que roza el 80 por ciento de la población, ha provocado que miles de personas se vean obligadas a vender frutas, vegetales, ropa de segunda mano y otro tipo de productos en las calles del centro de la capital.

Los vendedores ven la ciudad como un mercado clave y se han negado durante años a irse del distrito financiero. "El Gobierno ha arruinado el país y aquí están, tratando de interferir en nuestra única vía de supervivencia", ha señalado el joven de 28 años Gilbert Fodya.

"Tengo que huir porque no puedo permitirme perder lo poco que tengo", ha añadido. Mugabe, de 92 años, se ha topado con un gran número de manifestantes durante los últimos meses, que alertan de que Zimbabue se dirige hacia el colapso irreversible bajo su mandato.