Publicado 02/09/2021 18:06CET

Polonia decreta un estado de emergencia en la frontera con Bielorrusia ante "la amenaza al orden público"

Archivo - El presidente de Polonia, Andrzej Duda
Archivo - El presidente de Polonia, Andrzej Duda - -/NATO/dpa - Archivo

MADRID, 2 Sep. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Polonia, Andrzej Duda, ha anunciado este jueves que ha aprobado una declaración de estado de emergencia en la frontera con Bielorrusia, ya que la situación supone "una amenaza para la seguridad de los ciudadanos y el orden público".

Duda ha aprobado la solicitud que le había remitido el primer ministro, Mateusz Morawiecki, que permite prohibir protestas y actividades similares en la zona, entre otras medidas, que el presidente ha destacado son las "menos severas" de las que contempla este estado de emergencia.

La declaración se aplicará en partes de las provincias de Podlakia y de Lublin, en concreto a unas 183 comunidades que se encuentran en la zona fronteriza.

La presión sobre las fronteras de Letonia, Lituania y Polonia, que constituyen la puerta de entrada a la UE desde el noreste para los migrantes que huyen de zonas de conflicto, se ha incrementado a lo largo del último año.

Según las cifras de los agentes fronterizos polacos, durante el mes de agosto se han notificado más de 3.500 intentos ilegales de entrar al país europeo, una cifra que contrasta con la registrada el año pasado de cero intentonas de este tipo desde la frontera bielorrusa.

LA DECLARACIÓN AMENAZA CON AGRAVAR LA YA "GRAVE SITUACIÓN"

Tras la firma de Duda a la petición del Gobierno de declarar el estado de emergencia, Amnistía Internacional ha advertido de que la decisión "amenaza con agravar la ya grave situación" en la frontera y "supone un grave riesgo para los solicitantes de asilo que intentan llegar a Polonia".

En concreto, la organización ha lamentado que el estado de emergencia supone un perjuicio para 32 solicitantes de asilo afganos que llevan más de tres semanas retenidos allí sin comida adecuada ni agua potable, tras ser expulsados de Polonia.

Además, ha criticado que esta situación en la frontera "restringirá el ya limitado acceso y trabajo de los periodistas que informan sobre el tema, ya que prohíbe el uso de equipos de grabación en la zona".

Por último, Amnistía Internacional ha recordado a Polonia que "en virtud del Derecho Internacional y de la UE en materia de refugiados, está obligado a garantizar la evaluación individual de todas las solicitudes de asilo", mientras que ha pedido al Gobierno polaco que "ponga fin a las expulsiones, que garantice el acceso al territorio a las personas que buscan protección y que proporcione inmediatamente a los refugiados retenidos en la frontera con Bielorrusia asistencia humanitaria esencial".

Contador

Para leer más