Pompeo asegura que EEUU no quiere una guerra con Irán y apuesta por la vía diplomática

Publicado 16/06/2019 19:42:09CET
Michael Gross/Us Department of S / DPA

Voces republicanas piden una respuesta militar contra Irán

WASHINGTON, 16 Jun. (Reuters/EP) -

El secretario de Estado norteamericano, Mike Pomepo, ha asegurado este domingo que su país no quiere una guerra co Irán, pero ha advertido de que emprenderá todas las acciones necesarias incluyendo vías diplomáticas para garantizar una navegación segura por las rutas marítimas de Oriente Próximo.

"No queremos la guerra. Hemos hecho lo que podemos para evitarla. Los iraníes deberían comprender muy claramente que seguiremos emprendiendo acciones para disuadir a Irán de este tipo de comportamiento", ha afirmado Pompeo en declaraciones a Fox News.

Además, Pompeo ha defendido la acusación de Washington contra Irán por el ataque a dos petroleros el pasado jueves cerca del estrecho de Ormuz y ha asegurado que hay más pruebas además del vídeo publicado hasta ahora en el que se ve una embarcación y supuestos militares iraníes retirando lo que podría ser una mina del casco de uno de los petroleros.

"La comunidad de Inteligencia tiene muchos datos, muchas pruebas. El Mundo verá gran parte", ha explicado Pompeo, quien ha sido director de la Agencia Central de Inteligencia (CIA).

Así, Pompeo ha asegurado que están tratando una posible respuesta internacional y ha revelado que ha realizado varias llamadas a otros países durante la jornada del sábado en relación con estos ataques.

En concreto ha citado a China, Japón, Corea del Sur e Indonesia como países que dependen de la libertad de navegación por estrechos como el de Ormuz. "Confío en que se nos unan en esto cuando vean el riesgo, el riesgo para sus propias economías y sus propios pueblos y el intolerable comportamiento de la República Islámica de Irán", ha argumentado.

Este mismo domingo, congresistas como el senador republicano Tom Cotton han pedido ya una postura más dura al Gobierno. "Los ataques no provocados a buques mercantes obligan a un ataque militar en respuesta", ha afirmado en CBS. Así, ha asegurado que la Administración Trump está autorizado a realizar este ataque.

También el 'número dos' de los republicanos en la Cámara de Representantes, Steve Scalise, ha defendido "plantarse ante Irán" aunque "no queremos una ecalada hacia una operación militar".

Mientras, el representante demócrata Adam Schiff, presidente de la Comisión de Inteligencia, ha cuestionado la capacidad de Estados Unidos de unir a la comunidad internacional para imponer sanciones para proteger las rutas marítimas por el distanciamiento con los aliados provocado por Trump. En cualquier caso ha calificado de "convincentes" las pruebas contra Irán.

"El problema es que a pesar de tener estas pruebas sólidas nos cuesta convencer a nuestros aliados para unirse a nosotros en una respuesta y ello demuestra lo aislado que está ahora Estados Unidos", ha declarado en la CBS.

Para leer más