Publicado 04/04/2019 03:58CET

Pompeo suspende otras dos semanas una medida que endurecería el embargo a Cuba

Banderas de Cuba y EEUU en La Habana
ENRIQUE DE LA OSA / REUTERS - Archivo

MADRID, 4 Abr. (EUROPA PRESS) -

El secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, ha anunciado este miércoles la extensión durante otras dos semanas de la suspensión del título III de la Ley Helms-Burton, que endurecería el embargo a Cuba y permitiría reclamar ante tribunales estadounidenses propiedades que fueron expropiadas durante el régimen de Fidel Castro.

"El secretario de Estado ha anunciado su decisión de extender otras dos semanas, del 18 de abril al 1 de mayo, la actual suspensión del título III de la ley, con una excepción", ha indicado el Departamento de Estado en un comunicado.

La medida, que quedará suspendida hasta el próximo 1 de mayo, fue anulada el pasado 17 de enero por el Gobierno de Estados Unidos durante 45 días. Posteriormente, el 4 de marzo, las autoridades renovaron la suspensión por un periodo de otros 30 días, hasta el 17 de abril.

El texto señala que la decisión tomada "es necesaria para proteger los intereses nacionales de Estados Unidos y acelerar una transición democrática en Cuba". No obstante, Pompeo ha matizado que la misma no afectará al "derecho de los estadounidenses a presentar una demanda contra una entidad o subentidad cubana que se encuentre en la lista de Entidades Restringidas Asociadas a Cuba del Departamento de Estado (la conocida como la Lista Restringida de Cuba)".

"El Departamento sigue analizando la situación de los Derechos Humanos en Cuba, lo que incluye la continúa represión de los derechos de los cubanos a la libertad de expresión y de manifestación", destaca el comunicado, que indica que las autoridades norteamericanas están, así, "supervisando el apoyo continuado de la Inteligencia y el Ejército cubanos al presidente venezolano, Nicolás Maduro".

Estados Unidos ha acusado en reiteradas ocasiones al Gobierno de Maduro de ser el responsable de la represión, violencia y crisis humanitaria que atraviesa Venezuela.

El título III de la citada ley permite a los ciudadanos estadounidenses presentar demandas ante los tribunales del país por los perjuicios sufridos por la confiscación o nacionalización de sus bienes en Cuba tras la Revolución Cubana. La medida, que supone una intensificación de la presión ejercida por Estados Unidos sobre Cuba, podría suponer una represalia por el apoyo ofrecido por La Habana a Maduro.

Una levantamiento completo de la suspensión del título III por parte de Estados Unidos permitiría que las demandas salieran adelante en territorio estadounidense, una situación a la que se oponen tanto Canadá como diferentes países miembro de la Unión Europea, cuyas compañías tienen participaciones en Cuba.

La ley fue aprobada en 1996 pero su título III ha permanecido desde entonces suspendido de manera ininterrumpido por periodos renovables de seis meses como parte de un entendimiento alcanzado entre el bloque comunitario y Estados Unidos en 1998.