Portugal.- El informe de la investigación del caso Madeleine llega a manos del fiscal

Actualizado 10/09/2007 21:01:43 CET

PORTIMAO (PORTUGAL), 10 Sep. (De la enviada especial de EUROPA PRESS, Patricia Ferro) -

La Policía Judicial (PJ) portuguesa entrega hoy al fiscal del Tribunal de Portimao el informe sobre la investigación de la desaparición de la pequeña Madeleine, en el que constan los resultados de los análisis de las pruebas y los interrogatorios realizados a los padres, sospechosos formales de la investigación.

Ahora, es el Ministerio Público el que tendrá que decidir si se retoman las búsquedas, si vuelve a interrogar al matrimonio McCann e incluso puede considerar que no existen pruebas suficientes para sustentar en Tribunal la tesis de la muerte de la pequeña.

Al día siguiente de que Kate y Gerry McCann volviesen a su país con sus hijos mellizos, la PJ ha enviado al fiscal los informes. Después de analizarlos, éste podría decidir que quiere volver a oír a los McCann. De ser así el matrimonio tendría que regresar a Portugal en un plazo de cinco días.

Por otro lado, aunque el regreso de los padres de Madeleine a Reino Unido está totalmente dentro del ámbito de la ley, -el término de identidad y residencia no les impide la libertad de movimientos-, la PJ considera que eso "puede dificultar la investigación porque cuando haya necesidad de nuevos interrogatorios". El hecho de que estén fuera del país "obliga a cumplir plazos legales" y la notificación de los mismos. Sin embargo, las autoridades no temen que Kate y Ferry se nieguen a venir.

Este cambio de residencia de los McCann también permitirá una mayor participación de la Policía británica en el proceso, según señalan hoy la mayoría de los diarios lusos. Esto será porque muchas de las diligencias que la Policía lusa precise de los padres de Madeleine podrán ser realizadas por las autoridades británicas a través de cartas rogatorias.

También esta semana, la PJ espera recibir del laboratorio británico el resto de los resultados de los análisis a los vestigios biológicos (sangre, saliva y cabellos) encontrados en el apartamento de los McCann en Praia da Luz, del que hace 130 días desapareció Madeleine, así como del vehículos que la familia alquiló 25 días después de que la pequeña desapareciese, y en los que al parecer se encontraron restos de sangre que podrían ser de ella.

Ahora, con los McCann en su país y con los informes de la investigación en manos del ministerio público, solamente cabe esperar a que el fiscal tome una decisión.