Publicado 17/02/2022 13:25

La presidenta de Tanzania se reúne en Bruselas con el principal líder opositor, en el exilio en Bélgica

Archivo - La presidenta de Tanzania, Samia Suluhu Hassan
Archivo - La presidenta de Tanzania, Samia Suluhu Hassan - TANZANIAN STATE HOUSE / XINHUA NEWS / CONTACTOPHOT

MADRID, 17 Feb. (EUROPA PRESS) -

La presidenta de Tanzania, Samia Suluhu Hassan, mantuvo el miércoles una reunión con el principal líder opositor, Tundu Lissu, quien se encuentra exiliado en Bélgica tras huir del país después de denunciar amenazas tras las últimas elecciones, en las que denunció fraude.

La Presidencia tanzana ha publicado un comunicado y diversas fotografías a través de su cuenta en la red social Facebook tras el encuentro en Bruselas y ha destacado que ambos "discutieron varios asuntos sobre los intereses relativos al bienestar de Tanzania".

Lissu marchó al exilio después de sobrevivir a un intento de asesinato en 2017, si bien regresó al país africano en 2020 para presentarse a las elecciones presidenciales, en las que quedó en segundo lugar, por detrás del entonces mandatario, John Magufuli.

La comisión electoral anunció que Magufuli se ha hecho con el 82,9 por ciento de los votos, por el 12,8 por ciento recabado por Lissu. El partido gubernamental obtuvo además el 99 por ciento de los votos en las parlamentarias.

Tras la publicación de los resultados, el opositor denunció fraude y se negó a reconocer a Magufuli como vencedor argumentando que se había hecho con la victoria, según los datos con los que contaba su partido. Días después anunció que había abandonado el país tras recibir amenazas de muerte.

Magufuli falleció en marzo de 2021 y fue sucedido por su entonces vicepresidente, Suluhu Hassan, quien ha adoptado una serie de políticas para distanciarse de su predecesor, incluida la devolución de licencias de emisión a varios diarios y cambios en las políticas respecto a la pandemia de coronavirus.

La mandataria ha abogado además por un acercamiento con la oposición para intentar solucionar la crisis, si bien diversos partidos han denunciado que las autoridades siguen reprimiendo sus actividades y han pedido medidas de mayor calado para poder hablar de una mejora de la situación democrática en el país africano.

Más información