Publicado 10/07/2015 04:34CET

El presidente de Birmania asegura que "hará todo lo posible" para que las elecciones sean libres y justas

MADRID, 10 Jul. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Birmania, Thein Sein, ha asegurado este jueves que su Gobierno "hará todo lo posible" para garantizar que las elecciones generales, previstas para el 8 de noviembre, serán libres y justas.

"Nuestro Gobierno promete que hará todo lo posible para que las elecciones generales de 2015, las primeras bajo un Gobierno civil después de muchos años, sean limpias y justas", ha afirmado, según ha informado el portal de noticias birmano 'The Irrawaddy'.

Por otra parte, el mandatario ha asegurado que el Ejecutivo intentará lograr un acuerdo de alto el fuego antes de la celebración de las elecciones de cara a lanzar un proceso de diálogo entre las autoridades y los grupos étnicos armados.

La comisión electoral de Birmania anunció el miércoles que la fecha de las elecciones, los primeros comicios abiertos en los últimos 25 años, y dijo que se abría el proceso de inscripción de partidos que deseen participar en el proceso.

El anuncio, firmado por el presidente del organismo electoral, recoge que los 664 escaños del Parlamento estarán en disputa --si bien un cuarto estarán reservados al Ejército--, tal y como contempla el artículo 34 de la legislación electoral del país asiático.

La votación es considerada como un paso crucial en el proceso de transición democrática, después de que la junta militar fuera reemplazada por un Gobierno civil --respaldado por el Ejército-- en 2010.

La Liga Nacional por la Democracia (NLD), el partido de la Premio Nobel de la Paz Aung San Suu Kyi, será en principio el principal rival del gubernamental Partido de la Unión, de la Solidaridad y del Desarrollo (USDP), si bien aún no ha dicho si participará.

La NLD ganó las últimas elecciones abiertas celebradas en el país en 1990, si bien la junta militar ignoró los resultados. El partido opositor boicoteó los comicios de 2010 debido a que Suu Kyi no fue autorizada a presentarse como candidata.

La Constitución prohíbe a cualquier persona que esté casada con un ciudadano extranjero o que tenga hijos de nacionalidad extranjera ser presidente del país. Los hijos de Suu Kyi tienen nacionalidad británica, al igual que su esposo, quien falleció en 1999.

El Parlamento rechazó hace dos semanas una moción para enmendar esta cláusula, al tiempo que respaldaron el veto del Ejército sobre el cambio constitucional, lo que supuso un golpe para el proceso de democratización.

En este sentido, Shein ha sostenido que los cambios a la Constitución deben ser introducidos en el momento adecuado. "Los resultados del diálogo político serán parte de los cambios constitucionales", ha zanjado.

Para leer más