El presidente del Parlamento de Líbano se muestra "pesimista" sobre la posibilidad de un acuerdo para formar Gobierno

El presidente del Parlamento de Líbano, Nabih Berri
REUTERS / MOHAMED AZAKIR - Archivo
Publicado 27/12/2018 17:47:36CET

MADRID, 27 Dic. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Parlamento de Líbano, Nabih Berri, se ha mostrado este jueves "pesimista" sobre la posibilidad de un acuerdo para la formación de Gobierno, a pesar de los mensajes positivos desde distintos puntos del espectro político la semana pasada.

El primer ministro designado, Saad Hariri, llegó a decir el 21 de diciembre que el nuevo Gobierno debería ser "finalizado" durante la jornada, si bien finalmente no se concretaron, mientras que en los últimos días no ha habido nuevos avances.

"He ofrecido todo lo posible para formar el Gobierno. No lamentaré mis esfuerzos y no quiero hacer responsable a ningún partido político por el retraso", ha dicho, según el diario saudí 'Asharq al Awsat'. El proceso no ha dado frutos desde la celebración de elecciones parlamentarias en mayo.

Así, Berri ha subrayado que el Ejecutivo "debió haberse formado antes del Eid al Fitr", en referencia a la celebración del fin del mes sagrado de Ramadán, que tuvo lugar hace seis meses.

Por todo ello, ha sostenido que "todas las calamidades que sufre el país son por el sectarismo", al tiempo que ha resaltado la necesidad de un "Estado civil" para poner fin a los problemas de Líbano, tal y como ha recogido el portal local de noticias Naharnet.

Las palabras de Berri han llegado dos días después de que el presidente libanés, Michel Aoun, acusara a varios partidos de intentar crear "nuevas normas" para regir el proceso de formación del Gobierno.

El último escollo gira en torno a un grupo de parlamentarios suníes cercanos al partido-milicia chií Hezbolá que han reclamado contar con uno de los 30 ministerios con los que contará el nuevo Gobierno, algo a lo que hasta ahora se ha negado Hariri.

El propio Hariri dijo la semana pasada que el proceso de formación del nuevo Gobierno estaba "en los últimos cientos de metros", al tiempo que manifestó que podría haber acuerdo antes de final de año.

LOS PARLAMENTARIOS SUNÍES INDEPENDIENTES

El nuevo Gobierno estuvo cerca de formarse a finales de octubre después de que Fuerzas Libanesas aceptaran integrarse en el mismo, si bien en el último momento surgieron nuevas disputas en torno a la representación de los parlamentarios suníes independientes.

Hezbolá ha insistido en que estos parlamentarios cuenten al menos con un ministerio, lo que ha vuelto a estancar el proceso de formación del Ejecutivo, algo que ha criticado Hariri.

El propio Hariri acusó en noviembre al partido-milicia de estar obstaculizando sus esfuerzos para la formación del nuevo Gobierno. "Hay gente que no quiere que el país aproveche ninguna oportunidad y no quiere un Gobierno en Líbano", dijo.

Aoun designó nuevamente como primer ministro a Hariri el 24 de mayo, después de que el líder del Movimiento Al Mustaqbal recabara los apoyos necesarios en el Parlamento, después de los comicios celebrados ese mes.

La decisión de la Presidencia cumplió así con el complicado reparto de poderes en el país, que reserva el cargo de primer ministro a un suní. La reelección de Hariri se daba prácticamente por garantizada, debido a los apoyos con los que contaba el político.

Contador