Publicado 09/03/2021 09:12CET

El presidente de Senegal llama a la calma tras las protestas desencadenadas por la detención del opositor Ousmane Sonko

Archivo - El presidente de Senegal, Macky Sall
Archivo - El presidente de Senegal, Macky Sall - Michael Kappeler/dpa - Archivo

El opositor pide a Sall que no se presente en 2024 y convoca nuevas manifestaciones

MADRID, 9 Mar. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Senegal, Macky Sall, ha hecho un llamamiento a la calma tras las protestas y disturbios desencadenados por la detención la semana pasada del destacado opositor Ousmane Sonko, que se han saldado con cinco muertos, y ha anunciado una reducción del toque de queda en la capital, Dakar.

"Invito a la calma y la serenidad. Todos, juntos, acallemos nuestros resentimientos y evitemos la lógica del enfrentamiento, que lleva a lo peor", ha dicho Sall en un discurso a la nación, según ha informado la agencia estatal senegalesa de noticias, APS.

El presidente ha dicho que el país "es testigo de manifestaciones de una extraña violencia" y ha trasladado sus condolencias a los familiares de las víctimas de estos "desgraciados acontecimientos".

"Somos una sola familia, unida por la historia, que nos asigna un destino común. Cada vida perdida es un duelo para la nación. Por ello, el Estado ayudará a las familias enlutadas y dará acceso a la atención sanitaria a los heridos", ha explicado.

Asimismo, ha aplaudido la "profesionalidad" y la "contención" de las fuerzas de seguridad en el marco de los incidentes, en el que "niños y mujeres han sido puestos, de forma organizada, en primera línea de las escenas de saqueos y enfrentamientos". "De otra forma, el balance habría sido más duro", ha argüido.

Sall ha denunciado además "ataques" contra "edificios públicos y símbolos del Estado, comercios y bienes privados". "Son años de inversión y trabajo duro los que han desaparecido. Nada, ninguna causa, puede justificar estos lamentables actos", ha sostenido.

"Todos, con nuestras elecciones y opiniones, respetando a los demás, podemos y debemos arreglar nuestras diferencias por otras vías que la violencia destructora", ha recalcado, antes de agregar que ello impactará también "sobre el futuro de los hijos y las generaciones que vendrán después de ellos".

Sall ha agradecido además los esfuerzos de mediación por parte de diversos sectores de la sociedad y la política senegalesa y ha destacado que "esta sinergia positiva demuestra que, en momentos de duda, de inquietud y turbulencia, los reguladores sociales funcionan y los resortes de la nación siguen siendo sólidos".

Por otra parte, ha reclamado "dejar que la Justicia siga su curso, con total independencia" en el caso de Sonko, imputado el lunes en el marco de un caso abierto contra él por presunta violación y amenazas de muerte, al tiempo que ha dicho que "para el diálogo y la concertación, la mano está tendida y las puertas están abiertas".

"Usaré todos los poderes que me confiere mi cargo para consolidar el retorno a la calma y la serenidad, por el interés superior de la nación, la seguridad de las personas y sus bienes, la defensa de la República y la preservación de nuestras instituciones democráticas", ha señalado.

Sall ha dicho además "comprender" que "la cólera expresada durante los últimos días está igualmente vinculada a una crisis económica agravada por la pandemia de coronavirus", que ha causado que "familias enteras hayan caído en la pobreza, el sufrimiento y la frustración".

"Que una juventud que hace frente a tantas privaciones exprese sus condiciones me parece comprensible. Trabajaré sin mayor retraso para una reorientación de los paquetes presupuestarios para mejorar de forma sustancial y urgente la respuesta a las necesidades de los jóvenes en términos de formación, empleo, financiación de proyectos y apoyo a los emprendedores y el sector informal", ha prometido.

El mandatario senegalés ha explicado además que la campaña de vacunación contra el coronavirus y "la mejora de la situación" epidemiológica permiten reducir el toque de queda vinculado al "estado de catástrofe sanitaria" en Dakar y Thies, que estará ahora en pie entre la medianoche y las 5.00 horas (hora local).

SONKO PIDE MÁS MOVILIZACIONES

Por su parte, Sonko dijo el lunes tras su liberación bajo control judicial tras su imputación que "la movilización va a continuar" con "manifestaciones pacíficas". "El miedo debe cambiar de bando", agregó, según ha recogido la emisora Radio France Internationale.

Sonko, líder de Patriotas de Senegal por el Trabajo, la Ética y la Fraternidad (PASTEF), acusó a Sall de "ser responsable de los acontecimientos de los últimos días", de "traicionar al pueblo senegalés", "perseguir a los opositores" e "imponer el imperio de la fuerza".

Así, reclamó al presidente que no se presente a las próximas elecciones de 2024, libere de forma inmediata a los "presos políticos" y "abra una investigación independiente sobre la violencia durante las manifestaciones" desencadenadas a raíz de su detención.

Sonko, que quedó en tercer lugar en las elecciones presidenciales de 2019, fue detenido el 3 de marzo por "alteración del orden público" cuando se dirigía a un tribunal de la capital, Dakar, para comparecer por estas acusaciones formuladas contra él.

La detención tuvo lugar después de que una veintena de parlamentarios opositores presentaran un recurso ante el Tribunal Constitucional contra la retirada de la inmunidad parlamentaria de Sonko, que allana el camino para los procedimientos judiciales contra él.

El Movimiento por la Defensa de la Democracia (M2D), que aglutina a partidos opositores y organizaciones civiles, ha convocado tres días de movilizaciones desde este lunes para protestar contra la detención.

Para leer más