El primer ministro designado de Túnez espera poder formar gobierno la próxima semana

Publicado 03/12/2019 21:54:11CET
El primer ministro designado de Túnez, Habib Yemli
El primer ministro designado de Túnez, Habib Yemli - Chokri Mahjoub/ZUMA Wire/dpa

CARTAGO (TÚNEZ), 3 Dic. (Reuters/EP) -

El primer ministro designado de Túnez, Habib Yemli, ha afirmado este martes que espera poder formar gobierno la próxima semana y ha agregado que la mayoría de las carteras importantes estarán en manos de independientes.

Yemli, quien ha sido designado por el partido islamista Ennahda --quien se impuso en las elecciones de octubre--, ha resaltado que continuará con las reformas económicas impulsadas por los ejecutivos anteriores, si bien ha agregado que serán aplicadas de forma diferente.

"Espero terminar de formar gobierno la semana que viene", ha dicho, en una entrevista concedida a la agencia de noticias Reuters en la que ha detallado que los ministerios de Interior, Justicia, Defensa y Exteriores serán encabezados por independientes.

Asimismo, ha subrayado que "las reformas económicas y combatir la corrupción generalizada en todas las partes del estado" será su prioridad. "Las reformas son necesarias, pero con una nueva metodología. Deben ser en colaboración con los sindicatos", ha explicado.

El principal sindicato del país, la Unión General de Trabajadores de Túnez (UGTT), ha expresado su oposición a los esfuerzos de las autoridades por reducir el gasto público, mientras que los prestamistas internacionales han pedido una reducción del déficit.

Yemli tiene hasta el 15 de enero para intentar alcanzar una coalición de gobierno en el Parlamento, altamente fragmentado, y en el que Ennahda cuenta únicamente con una cuarta parte de los estaños.

El partido islamista, de tendencia moderada, ha sido hasta ahora uno de los principales actores en la política tunecina desde la revolución de 2011 contra Zine el Abidine ben Alí.

La fragmentación parlamentaria fuerza a los partidos a buscar coaliciones para intentar buscar una mayoría que dé capacidad de maniobra al Ejecutivo que saldrá de las urnas.

La Constitución de 2014 contempla que el primer ministro es uno de los miembros del partido con más representación parlamentaria y, desde 2011, ha habido diversas coaliciones entre partidos seculares e islamistas.

En caso de que en dos meses no haya un acuerdo de coalición que garantice al bloque los 109 parlamentarios necesarios para tener la mayoría absoluta, el presidente --que llegó al cargo tras imponerse en unas elecciones anticipadas celebradas en octubre-- puede dar el mandato a otro partido para intentar alcanzar un pacto. En caso de que no fructifique, se convocarían nuevas elecciones.

Contador

Para leer más