Actualizado 19/05/2022 15:41

El primer ministro polaco dice que defenderá a Suecia y Finlandia en caso de ataque incluso tras la adhesión

Archivo - Mateusz Morawiecki, primer ministro de Polonia
Archivo - Mateusz Morawiecki, primer ministro de Polonia - FOT.TEDI/NEWSPIX.PL / ZUMA PRESS / CONTACTOPHOTO

Sigue en directo las últimas noticias sobre la guerra en Ucrania

MADRID, 19 May. (EUROPA PRESS) -

El primer ministro de Polonia, Mateusz Morawiecki, ha asegurado este jueves que Varsovia defenderá a Suecia y Finlandia en caso de ataque, incluso después de que se produzca la adhesión de ambos países a la OTAN.

"Considero el acceso de Suecia y Finlandia a la Alianza Atlántica una señal importante para la seguridad en Europa", ha dicho antes de aclarar que "ante un posible ataque durante el proceso de adhesión, Polonia acudirá en su ayuda".

Hasta que la decisión sea ratificada por los treinta países que actualmente forman la OTAN, Suecia y Finlandia no podrán ser, 'de facto', miembros de la alianza. Esto implica que durante el proceso no tienen derecho a la protección que garantiza el artículo 5 del tratado.

Finlandia y Suecia presentaron el miércoles sus solicitudes formales para hacerse con la membresía. Previamente, los dos países se habían mostrado neutrales durante décadas, si bien la postura de las autoridades y de la opinión pública ha variado en gran medida a raíz de la invasión rusa de Ucrania.

Este mismo jueves, el mandatario polaco ha expresado su disponibilidad para construir bases militares que "den cobijo" a las fuerzas de los aliados de la OTAN. "Es necesario establecer bases permanentes de los aliados en el flanco oriental de la OTAN. Polonia está preparada para ello", ha dicho Morawiecki.

Por ahora, Turquía se ha mostrado contrario a facilitar el acceso y su presidente, Recep Tayyip Erdogan, ha insistido en que no avalará el ingreso en la OTAN de países que "apoyan el terrorismo". "La OTAN es una alianza de seguridad y Turquía no puede aceptar que esta seguridad esté en peligro", manifestó el miércoles.

Erdogan ha acusado a los dos países, pero especialmente a Suecia, de "dar cobijo a personas asociadas con organizaciones kurdas consideradas terroristas por el Gobierno turco", particularmente el Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK).

Más información