Actualizado 12/06/2021 21:54 CET

El primer ministro de Somalia promete que las elecciones serán "libres y transparentes"

Archivo - Mohamed Husein Roble  jura como nuevo primer ministro de Somalia
Archivo - Mohamed Husein Roble jura como nuevo primer ministro de Somalia - PRESIDENCIA DE SOMALIA - Archivo

MADRID, 12 Jun. (EUROPA PRESS) -

El primer ministro de Somalia, Mohamed Husein Roble, ha prometido celebrar unas elecciones parlamentarias "libres y transparentes", y ha asegurado que se mantendrá equidistante durante el proceso, tras la profunda crisis política en la que se encuentra sumido el país.

El primer ministro ha querido responder así, desde una ceremonia en Mogadiscio, a los rumores de que podría aprovechar su popularidad como figura de estabilidad para obtener réditos electorales.

"Para mí todos los candidatos son lo mismo y mi prioridad más importante es la de convocar unas elecciones libres y transparentes", ha declarado en comentarios recogidos por el portal de noticias Garowe on Line.

Roble ha destacado que "no tiene un interés político específico" en la votación y ha adelantado que las partes implicadas esperan que organice "un proceso justo", según ha informado el portal somalí de noticias Somali Guardian.

"Si mi amigo, mi predecesor Hasán Alí Jaire --canididato a la Presidencia-- y el presidente (Mohamed Abdulahi Mohamed) están en la carrera electoral, les trataré con igualdad", ha argüido.

Asimismo, el primer ministro, quien ha encabezado las conversaciones con los candidatos y la oposición para sacar adelante el proceso, ha pedido a los candidatos que respalden sus esfuerzos para que los comicios sean celebrados con éxito.

Roble ha agregado que su "principal prioridad" ahora es lograr que las elecciones sean "libres y transparentes", tal y como ha recogido el portal Garowe Online.

El propio Roble anunció recientemente la creación de un comité integrado por siete personas que le ayudarán a organizar las próximas elecciones, previstas en agosto, a raíz de un acuerdo alcanzado el 27 de mayo tras la citada crisis política, recrudecida por la decisión de la cámara baja del Parlamento de prorrogar dos años el mandato del presidente a pesar de la ausencia de elecciones.

El acuerdo fue posible después de que el mandatario, conocido popularmente como 'Farmajo', diera marcha atrás y cediera a abrir un nuevo proceso de conversaciones para solventar la crisis, en el marco de las cuales llegaron a registrarse enfrentamientos en la capital, Mogadiscio, entre el Ejército y milicianos alineados con la oposición.

Las diferencias con los candidatos opositores y algunos estados del país derivaban de su descontento con la formación de un organismo de supervisión electoral que, según ellos, contaba con numerosas personas cercanas al presidente y los servicios de seguridad del país africano.

Para leer más